Pese a acuerdos, migración no cede

240
Pese a acuerdos, migración no cede
  • Y dos semanas después, los migrantes siguen cruzando a territorio nacional mexicano. 
JESÚS EMMANUEL LEÓN VÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA 

CIUDAD DE MÉXICO.- Y dos semanas después, los migrantes siguen cruzando. 

Al cumplirse ayer 15 días de los compromisos firmados por los Gobernadores de Nuevo León, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas con su homólogo de Texas para frenar el cruce de indocumentados, el número de detenidos tras cruzar la frontera texana se incrementó. 

En la segunda mitad de abril, la captura diaria promedio de migrantes creció 2.1 por ciento en los cruces de McAllen y Brownsville con Reynosa y Matamoros; un 2.4 por ciento en el de Eagle Pass con Piedras Negras, y 26 por ciento en los cruces de Laredo con Nuevo Laredo y Colombia, según reportes preliminares de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU. 

Hasta ayer no había reporte oficial de las detenciones en el cruce de El Paso con Ciudad Juárez en ese periodo. 

Los Mandatarios fronterizos mexicanos firmaron los acuerdos a cambio de que Greg Abbott, Gobernador republicano de Texas, suspendiera las inspecciones exhaustivas de tráileres mexicanos que tenían colapsado el flujo comercial, y que ordenó en protesta por la política migratoria del Presidente demócrata Joe Biden. 

Defensores de los derechos humanos señalaron que operativos estatales o nacionales para detener a los indocumentados no funcionarán. 

Alerta oleada haitiana a Nuevo Laredo  

En autobuses y a punto de acabar la política de deportación sumaria Título 42 de Estados Unidos, 529 haitianos llegaron ayer a esta ciudad fronteriza y prendieron la alerta de una crisis humanitaria. 

El Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz en Tamaulipas, que aglutina a las fuerzas militares y policiacas federales y locales, informó que brindó protección y atención médica a los migrantes, que recibieron vacunas antiCovid. 

Los haitianos tuvieron que ser distribuidos en siete albergues, incluidas algunas iglesias que voluntariamente se ofrecieron a dar alojo. 

Las autoridades advirtieron que los haitianos tienen regularizada su estancia en el País porque el Instituto Nacional de Migración (INM) les extendió permisos, pero no aclararon de qué parte de México proceden los caribeños. 

“De manera coordinada los policías estatales llevaron a cabo seguridad perimetral en los albergues para prevenir cualquier delito, mientras personal de la jurisdicción sanitaria, del Ejército y del INM les aplicarán a los migrantes la vacuna contra el Covid-19”, señaló el Grupo.  

Por separado, tras advertir que enfrentan una emergencia humanitaria, la Diócesis de Nuevo Laredo urgió el apoyo de la población para que contribuyan con donativos. 

“Ha llegado una gran cantidad de migrantes haitianos a nuestra ciudad y nuestros hermanos necesitan de nuestra ayuda”, expresó la Diócesis. 

El arribo de haitianos se trata de la más reciente migración masiva de los caribeños en los últimos meses en el noreste del País tras movilizarse a Piedras Negras, Matamoros, Reynosa y Monterrey en su búsqueda de asilo en EU. 

La nueva ola haitiana se da rumbo al fin de Título 42, la política de deportación masiva de migrantes que creó el ex Presidente Donald Trump alegando la pandemia y que el actual Mandatario Joe Biden prevé eliminar el 23 de mayo. 

Endurecen en Texas captura migrante 

En las últimas semanas, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha endurecido los operativos para detener a miles de migrantes que intentan cruzar sin documentos desde el norte de México. 

Escondidos entre costales de verduras, contenedores sellados de tren o en otros vehículos, los migrantes son capturados por agentes de las cinco secciones de la corporación que cubren la colindancia de Texas con los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua.  

El Sector Laredo reportó que en días pasados detuvo a 2 mil 600 migrantes y disuadió a 870 personas de cruzar el Río Grande.  

“Los traficantes de personas están poniendo en riesgo vidas inocentes”, dijo el martes pasado el agente Sean L. McGoffin, jefe del Sector de Big Bend, luego de reportar que detectaron a 48 migrantes que viajaban ocultos en un camión.  

En la zona Del Río, el fin de semana pasado fueron detenidos 2 mil 85 migrantes, de los cuales 67 eran niños no acompañados.  

“(El lunes pasado), los agentes de Eagle Pass North encontraron cerca de 130 personas en un grupo. Había niños no acompañados, adultos solteros y unidades familiares. Todos requieren diferentes vías de procesamiento y niveles de atención. Eso se traduce en una necesidad de recursos”, escribió en Twitter el jefe de esa zona, Jason D. Owens. 

En el Valle del Río Grande, tan sólo el lunes pasado detectaron tres grupos de migrantes, con un total de 517 personas que fueron detenidas en el condado de Starr, y el viernes capturaron a otros 116 migrantes que se escondían en una casa.  

En tanto, en el sector de El Paso fue detenido un hombre que conducía una camioneta con ocho migrantes, el cual confesó que le pagaron 500 dólares cada uno por introducirlos a Estados Unidos.  

Tan sólo en marzo, la Patrulla Fronteriza detuvo a lo largo de toda la frontera a 209 mil 906 personas que intentaron cruzar sin documentos hacia Estados Unidos, la cifra más alta que se ha registrado, de acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). 

En ese mes, las detenciones en los cinco sectores de Texas sumaron 130 mil 762, nueve por ciento más que en marzo de 2021, siendo en la zona de Del Río donde hubo un mayor aumento, del 108 por ciento, al pasar de 20 mil 52 capturas el año pasado a 41 mil 621 en 2022. 

Te puede interesar: Pegaría a aliados elección en Cámara