Piden 8 años contra exsubsecretario de Sedatu

68
Piden 8 años contra exsubsecretario de Sedatu
  • Por la trama de desvíos conocida como Estafa Maestra, la FGR ha solicitado pena de prisión en contra de cuatro exfuncionarios, incluyendo a Enrique González Tiburcio, exsubsecretario de la Sedatu.

ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) pidió a un juez federal sentenciar a ocho años de prisión a Enrique González Tiburcio, exsubsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en tiempos de Rosario Robles, por una presunta falsedad en declaración relacionada con un desvío de la Estafa Maestra.

Después de dos años de iniciado el proceso, la FGR presentó formalmente su acusación por escrito contra el exfuncionario y pidió que también sea sancionado con 300 días de multa.

El exmando de la Sedatu es uno de los cuatro exfuncionarios que ya han cerrado la etapa de investigación complementaria y contra quienes la Fiscalía ha pedido una pena de prisión en los procesos penales de la llamada Estafa Maestra.

A mediados de marzo se celebró la audiencia intermedia, y en ella la FGR presentó en forma oral la acusación que ya había emitido por escrito contra González Tiburcio.

También se dirimieron ante el juez todos los datos de prueba que serán considerados para el juicio.

La imputación contra González Tiburcio tiene una particularidad, pues él fue uno de los exfuncionarios de la Sedatu y la Sedesol que en un primer momento denunciaron la falsificación de documentos para desviar recursos en la Estafa Maestra, y luego la FGR lo acusó de ser parte de esos ilícitos.

En 2017 denunció ante el Órgano Interno de Control de la Sedatu la falsificación de su firma en un convenio marco que dio lugar a un presunto desvío de 185 millones 839 mil 480 pesos, a través de la Universidad Politécnica Francisco I. Madero (UPFIM), en Hidalgo. 

No obstante, la Fiscalía luego estableció que presuntamente había mentido, porque un peritaje oficial concluyó que la firma que denunció como falsa en realidad sí correspondía a la suya. 

Si bien el exfuncionario presentó un dictamen pericial privado que establece lo contrario, la FGR lo imputó y consiguió que fuera vinculado a proceso por falsedad en declaración.

Te puede interesar: Urgen a interrogar a Murat y Panchyna