NIDO DE VÍBORAS

1451
Muestra fuerza Mara en ‘su casa’, Cancún

POR KUKULKÁN

CÓMO ANDARÁ la cosa en los cuartos de guerra de quienes aspiran ya no a suceder a Carlos Joaquín en la gubernatura de Quintana Roo, sino a acercarse al menos un poquito, poquitito a Mara Lezama, la rival a vencer en este proceso electoral que tendrá su punto culminante el domingo 5 de junio próximo cuando más de un millón 300 electores quintanarroenses decidan quién les gobernará.

NO ES PARA MENOS tal inquietud en la casa de campaña de Laura Fernández Piña, de la coalición formada entre el Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática, y Confianza, en donde por más que digan y pregonen que su abanderada ya está a tiro de piedra para rebasar a la aspirante de Juntos Hacemos Historia de la alianza Morena, Partido del Trabajo, Verde Ecologista y Fuerza por México, no muestran una sola encuesta que confirme esos aires de triunfo electoral.

NI PARA QUÉ meternos con la campaña del candidato de Movimiento Ciudadano, José Luis Pech, en donde todo está de cabeza y se ubica lejos, muy lejos de la puntera. Eso lo refiere no una bolita mágica, sino las encuestas más recientes, tres para ser precisos. C&E Research ubica a Mara Lezama con el 46 por ciento en la intención de voto, mientras que Laura Fernández tiene un raquítico 21 por ciento, y el afamado Doctor Pech, un pírrico 16 por ciento.

PARA QUE NO haya lugar a duda, otra encuesta, elaborada por Massive Caller, coloca a la morenista con un inalcanzable 44.5 por ciento, en tanto que a Fernández Piña le da un 19.5 por ciento, y a Pech, perdón, al Doctor Pech, como le gusta que le digan, un 12.7 por ciento.

DEMOSCOPIA DIGITAL, coloca estocada al referir que Mara Lezama tiene 48.3 por ciento; en tanto que la panista-perredista tiene 22.1 por ciento, y el candidato naranja el 11.1 por ciento. Ciertamente esto no se acaba hasta que se acaba, pero si quieren ver a Mara descender en las encuestas o sus rivales pretenden subir en estos 31 días que le restan de campañas, algo tendrán que hacer, y debe ser contundente, extraordinario.

DE LO CONTRARIO, la nueva gobernadora, a juzgar por las encuestas en cuestión, será Mara Lezama Espinosa. Quizá por eso se respire desesperación en la coalición ‘Va por Quintana Roo’, porque Laura Fernández Piña nomás no sube en las encuestas, y su equipo de campaña ha salido a decir que ya están en empate técnico con la candidata de Morena, y reiteraron su solicitud a PRI y MC de declinar a favor de la perredista.

EL AMABLE exhorto desató suspicacias para la picardía mexicana de las redes sociales que se preguntaron, ¿si ya estás en empate técnico cómo para qué piden refuerzos a candidatos de PRI y MC? El equipo de campaña tiene claro que a Laura los números nomás no le alcanzan para acortar distancia con la favorita; en respuesta la estrategia es confundir con información como el supuesto ‘empate técnico’ anunciado por la dirigencia nacional del PRD.

****

NO ES POR presumir, pero la verdad sea dicha, hasta gusto da poder decir como si se tratara de una carrera con cierre de película en donde México hace el uno-dos-tres para llevarse medallas de oro, plata y bronce.

Y ES QUE así andaba de contento ayer el secretario de Turismo del Gobierno Federal, Miguel Torruco, quien anunció con bombo y platillo que a diferencia de otras naciones y sus destinos turísticos, la ocupación hotelera en nuestro país, durante Semana Santa, fue de 23.9 puntos porcentuales mayor a la de 2021, faltando, dijo, tan solo 1.5 puntos porcentuales para alcanzar la ocupación hotelera registrada en Semana Santa de 2019.

A QUIENES deben agradecer esas cifras es a todos los trabajadores del sector turístico y a sus respectivas autoridades, particularmente en tres destinos turísticos que lograron colocar esos porcentajes: Puerto Vallarta, Los Cabos y Cancún, seguidos del Puerto de Acapulco, superando con ello las expectativas en los 12 centros seleccionados, durante las semanas 15 y 16 que comprendieron el periodo del lunes 11 al domingo 24 de abril de 2022.

EN EL PERIODO vacacional de Semana Santa y Pascua de 2021, que correspondió a las semanas 13 y 14, del 29 de marzo al 11 de abril, se alcanzó una ocupación hotelera promedio del 39.7%. Pero Torruco quiere más, pues dijo que aún faltan 1.5 puntos porcentuales para alcanzar el nivel del periodo vacacional de Semana Santa y Pascua de 2019, en donde se registró un nivel de ocupación hotelera del 65.1%.

@Nido_DeViboras