Golpea más fuerte inflación a bolsillos

220
Golpea más fuerte inflación a bolsillos
  • Para el consumidor, una inflación de más del doble del objetivo de Banxico implica una reducción del poder adquisitivo de sus salarios.

ERNESTO SARABIA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las presiones en precios no cesan, al menos es lo que muestran las cifras del Instituto Nacional de Estadística y geografía (Inegi) correspondientes al cuarto mes del año.

En abril de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un avance de 7.68 por ciento anual, mayor al 7.45 por ciento anual de marzo y superior al objetivo del Banco de México (Banxico).

La aceleración en el ritmo de la inflación llevó al indicador a su cifra anual más alta desde el 8.11 por ciento que se registró en enero de 2001, es decir, en 21 años y tres meses.

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, comentó que la inflación no ha dado tregua.

Para el consumidor, una inflación de más del doble del objetivo de 3 por ciento de Banxico y casi de 10 por ciento en el renglón de alimentos y bebidas implica una reducción del poder adquisitivo real de sus salarios, esto es, con el mismo sueldo se compra menos de lo que se adquiría hace un año.

También, el aumento en la tasa de interés se ve reflejado en un encarecimiento del crédito para el consumo, por lo que para el consumidor implica pagar más por hacer uso de su tarjeta de crédito, explicó.

Para las autoridades monetarias, por su parte, implica un reto importante porque cometieron el error de verla como un evento pasajero, algo que las indujo a seguir un enfoque tímido para atajar el alza de precios, sostuvo.

Por componentes, el índice de precios subyacente presentó su mayor alza desde enero de 2001, al aumentar 7.22 por ciento durante abril respecto al mismo mes del año anterior empujado principalmente por el avance en las mercancías.

Esto último tuvo un alza de 9.33 por ciento anual, lo que hizo a este resultado el mayor en 22 años.

Te puede interesar: Supera consumo nivel prepandemia