Urgen en Cataluña a regular Pegasus

291
Urgen en Cataluña a regular Pegasus
  • Es necesaria una regulación global de los sistemas de espionaje, como Pegasus, que según su empresa creadora sólo se vende a gobiernos.
ALEJANDRO ALBARRÁN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La ministra de Acción Exterior de Cataluña sabe que posiblemente es espiada. Por el gobierno central de España, por lo que se puede llamar un Estado profundo o por sabrá quién, pero sabe que probablemente la vigilan.

El nombre Victòria Alsina Burgués no está en una lista recientemente revelada de 64 independentistas catalanes que, según comprobó Citizenlab, fueron infectados o atacados con Pegasus, el polémico programa israelí que permite acceder a teléfonos celulares, controlar la cámara, el micrófono y extraer toda cantidad de datos dentro del móvil.

No obstante, en Cataluña creen que son muchos más los espiados y señalan directamente al gobierno central de acosarlos por las intenciones separatistas que existen desde hace años en esta región autónoma.

“Esto no va de independencia o no independencia. Va de vulneración de derechos básicos, de derechos políticos, de derechos civiles o incluso si mucho me apuras de derechos digitales que forman parte del futuro”, zanjó Alsina en entrevista.

“Los ejemplos de espionaje que ha habido en México y también en otros muchos países justifican que hay que buscar respuestas globales y que hay que aprobar una regulación internacional para que esto no se vuelva a repetir”.

Después de revelarse el espionaje a los catalanes, el gobierno español dijo que también detectaron que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron “pinchados” con Pegasus.

Luego informaron que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, fue otra víctima. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) reconoció haber espiado con orden judicial a 18 políticos catalanes, incluido el actual presidente regional, Pere Aragonés, cuando era vicepresidente.

Hasta ahora, los casos no parecen ligados.

El espionaje a Sánchez y sus ministros, indicó Alsina, es harina de otro costal.

“Que lo hayan sacado justo en este momento, denota un cierto… uno a primera vista puede ver un oportunismo político de que se mezclen”, apuntó.

Ya cayó la directora del CNI, Paz Esteban, luego de la presión al Ejecutivo de Sánchez. Pero, externa la Consellera, para recobrar la confianza en el gobierno, y en la democracia española, se requiere una investigación a fondo.

“Hablamos de un problema de calidad democrática; si el gobierno central lo ha ordenado es muy grave, pero si el gobierno central no controla a agencias de seguridad como el CNI también es muy grave”, añadió.

Incluso, reiteró Alsina, será necesaria una regulación global de los sistemas de espionaje, pues Pegasus, un programa que según su empresa creadora NSO Group sólo se vende a gobiernos, ha sacudido a todo el mundo.

Te puede interesar: Conmociona magnicidio de fiscal paraguayo