Perdona la UIF a ‘casinero’

315
Perdona la UIF a ‘casinero’
  • Quedó sin efectos acuerdo contra dueño de Big Bola, Javier Rodríguez Borgio, el casinero ya no está en lista de personas bloqueadas de la UIF.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sacó de su lista de personas bloqueadas a la cadena de casinos Big Bola y a su dueño, el empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio.

Mediante el acuerdo 72/2022, el titular de la UIF, Pablo Gómez, dejó sin efectos el acuerdo 143/2021 por el que había incluido a Rodríguez Borgio y sus empresas Comercial de Juegos de la Frontera —razón social de Big Bola— e Inmobiliaria JRB en la lista de bloqueados tras sospechas de lavado de dinero en temas de huachicol y relaciones con casos como los de Caja Libertad y Oceanografía.

El pasado 7 de abril, la UIF pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) levantar el bloqueo de las cuentas, en ejecución del amparo 929/2021, concedido a Big Bola por un juzgado federal auxiliar con sede en Culiacán.

La UIF ejecutó el amparo, pese a que a finales de marzo lo impugnó ante el Décimo Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa.

El 25 de abril, Gómez envió un oficio al tribunal colegiado para desistir de su recurso, informando que ya había liberado las cuentas.

Agencia Reforma publicó que Big Bola presentó el 9 de mayo un nuevo amparo, ahora contra el bloqueo de 55 cuentas bancarias.

“El 22 de abril de la presente anualidad, una persona autorizada acudió a una sucursal del banco (nombre censurado por el juzgado), siendo atendido por un ejecutivo, el cual manifestó que las cuentas se encontraban ‘embargadas’ por una autoridad de la cual no supo dar referencia, argumentando que la orden la había realizado la CNBV”, afirmó Big Bola en su nuevo amparo.

El 12 de mayo, la jueza Blanca Lobo se declaró incompetente para llevar el asunto en la Ciudad de México, y envió el expediente a un juzgado de Querétaro.

La empresa sostuvo ayer que las cuentas ya no están bloqueadas y el amparo sólo busca detectar posibles bloqueos derivados de demandas civiles o mercantiles.

Big Bola también tiene problemas con el fisco. En mayo de 2018, el SAT le fincó un crédito fiscal de 591 millones de pesos por omitir el pago de 144 millones de impuesto especial a las apuestas, así como aprovechamientos a la Secretaría de Gobernación, durante el ejercicio de 2014, sumados con actualizaciones y recargos.

El 26 de octubre de 2021, la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) anuló el crédito fiscal por haber sido notificado fuera de los plazos legales, pero el SAT todavía litiga el caso. 

En 2019, antes de la pandemia, la casinera reportó ingresos totales por 2 mil 844 millones de pesos.

Te puede interesar: Transan y… ¡bingo!: bloquean a ‘casinero’