Padecen mujeres para tener empleo

425
Padecen mujeres para tener empleo
  • Sólo 70% de las mujeres tuvo trabajo remunerado por un año, acentuó la pandemia sus desventajas para mantenerse en una ocupación.
VERÓNICA GASCÓN / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Siete de cada 10 mujeres tienen la capacidad de mantener un empleo remunerado por un año, cuando en los hombres esta proporción es de nueve, advirtió el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

“Estas cifras lo que reflejan es que las mujeres enfrentan mayores obstáculos para incorporarse al mercado laboral, aseguró Rodolfo de la Torre, analista del CEEY.

Explicó que en 2020, por la pandemia, la proporción de las mujeres que son capaces de mantener el empleo por un año se redujo a menos de 70 por ciento, situación que en el caso de los hombres no afectó de igual manera.

“Durante 2021 se regresa a niveles semejantes a los que existían en 2019.

“Pero esto nos va a representar que alrededor de siete de cada 10 mujeres estén siendo capaces de mantener un empleo remunerado por las condiciones que enfrenta”, comentó De la Torre.

Mientras tanto, añadió el experto, prácticamente nueve de cada 10 hombres mantienen su empleo remunerado y no hubo cambios importantes a pesar de la pandemia.

“Esto significa que tenemos una afectación muy reducida para el caso de los hombres”, expuso De la Torre en conferencia donde se dio a conocer el Boletín de Movilidad Social en el Mercado de Trabajo.

Según el Centro, de finales de 2019 al primer trimestre del año pasado, 8.3 millones de personas pasaron de la Población Económicamente Activa (PEA) a la inactividad económica.

De este universo, alrededor de 3.7 millones fueron mujeres, agregó el CEEY.

Cabe resaltar que, aunque en términos absolutos fue menor el número de mujeres que de hombres que pasaron a la inactividad, en términos relativos la proporción de mujeres afectadas fue mayor: 16.6 por ciento de las mujeres en su PEA de 2019 contra 13.1 por ciento de hombres en su PEA durante el mismo periodo.

“Un obstáculo a la movilidad de las mujeres en el mercado de trabajo ha sido su baja tasa de participación en relación con la de los hombres.

“Aunado a lo anterior, las mujeres tienen mayor dificultad que los hombres para conservar trabajos remunerados. Estas desventajas se acentuaron con la pandemia y han comenzado a regresar a sus niveles previos con la recuperación económica en curso”, destacó el análisis del CEEY.

De la Torre aseguró que las mayores desventajas persistentes que enfrentan las mujeres se observan en su baja participación en actividades remuneradas.

El elevado trabajo de cuidados, expresó el especialista, las mantiene fuera de la PEA o con limitado desarrollo laboral.

Te puede interesar: Hacen mujeres negocio con cría de búfalos