Jefe policial estaba capacitado y decidió esperar ante tiroteo

420
Jefe policial estaba capacitado y decidió esperar ante tiroteo
  • Recibió jefe de Policía de Uvalde cursos para tiroteos activos, centran reflectores por falta de rapidez para detener al pistolero.
STAFF / AGENCIA REFORMA

TEXAS, EU.- El jefe de Policía que, según las autoridades, decidió esperar durante más de una hora para detener al tirador en la primaria Robb de Uvalde, Texas, contaba con la preparación que reciben todos los agentes asignados a las escuelas en el estado, incluida la capacitación necesaria para distinguir tiroteos activos, según documentos obtenidos por la cadena NBC News.

Peter Arredondo, jefe de Policía del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, completó un curso sobre tiradores activos en diciembre pasado, mismo que también hizo en agosto de 2020, de acuerdo con registros públicos de la Comisión de Cumplimiento de la Ley estatal.

Sin embargo, en el tiroteo de la semana pasada en la escuela Robb, el comandante decidió que los agentes de Policía debían esperar a que llegara un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza para confrontar al tirador, Salvador Ramos, de 18 años.

Los 19 oficiales locales, que ya estaban afuera del aula donde se encontraba Ramos, esperaron durante más de una hora hasta que llegó la Patrulla Fronteriza, incluso pese a una serie de llamadas al 911 que hicieron los mismos niños al interior del salón implorando ayuda.

El ataque dejó 19 niños y dos maestras muertas, en el incidente de este tipo más mortífero en Estados Unidos en casi una década.

Arredondo tomó esa “errónea decisión” porque creía que no había sobrevivientes dentro del aula, y que Ramos solo estaría tratando de mantener a raya a la Policía con disparos esporádicos detrás de la puerta, aseguró el director del Departamento de Seguridad de Texas, Steven McCraw.

Los cursos que tomó Arredondo, detalló NBC, educan explícitamente a los participantes sobre cómo “comparar o contrastar un evento de tirador activo y una crisis de rehenes o barricadas”.

Gran parte de los contenidos buscan reforzar las “tácticas de respuesta de las fuerzas del orden”, basados en la experiencia de los tiroteos escolares en las últimas décadas en el país, incluidas las masacres en las preparatorias Columbine (Colorado, 1999), y Marjorie Stoneman Douglas (Florida, 2018).

“El tiempo es el enemigo número uno durante la respuesta a un tirador activo”, establece el plan de estudios. La decisión de Arredondo, así como la aparente disposición de los agentes a seguir sus directrices contra los protocolos establecidos, generaron interrogantes sobre si se perdieron más vidas porque no intervinieron rápidamente y sobre quién debe responder por ello.

Algunos incluso señalaron estar atentos ante un posible “chivo expiatorio”.

En tanto,13 legisladores demócratas del Senado de Texas pidieron al gobernador Greg Abbott convocar una sesión legislativa especial de emergencia para aprobar una ley que eleve la edad mínima para comprar un arma de fuego, la cual pasaría de 18 a 21 años.

El viernes, Abbott defendió la posibilidad de que de este crimen resulten leyes, pero, más que sobre control de armas, sobre atención a la salud mental.

Te puede interesar: Cuestionan tardía respuesta policial ante tiroteo en Uvalde