Se les cae el disfraz a opositores de Tren

494
Se les cae el disfraz a opositores de Tren
  • Exhibe AMLO a empresas seudoambientalistas extranjeras, las cadenas hoteleras Taj Condominus e Intikam S.A. de C.V, que se oponen al Tren.
RODOLFO MONTES 

CIUDAD DE MÉXICO.- La cadena hotelera Taj Condominus y la empresa estadounidense Intikam S.A. de C.V. se disfrazaron de ambientalistas para oponerse a la construcción del Tramo 5 del Tren Maya, así fue revelado en la mañanera de este martes 14 de junio.

Desde el Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que Antonella Vázquez Cavedon, quien está en el Registro Público de Comercio de Quintana Roo como apoderada legal tanto de la cadena hotelera Taj Condominus como de Intikam S.A. de C.V. es la directora de la asociación civil Defendiendo el Derecho de un Medio Ambiente Sano, y es a quien le están otorgando los amparos para impedir el avance de la construcción del Tren Maya.

En 2016 Intikam, empresa estadounidense dedicada al ramo de la construcción, promovió en ese entonces una denuncia en contra de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, para apoderarse de mil 642 metros cuadrados de playa que colindaban con el Hotel Faro Viejo en la isla de Holbox, en donde Antonella ya aparecía como apoderada legal.

Por lo que hace a la cadena hotelera Taj Condominus, otro representante legal es el estadunidense Jack Sindey Perlman quien posee Taj Oceanfront y Taj Beachside Condomino 306, considerados como de los más lujosos en Playa del Carmen.

“No se resignan a que ya hay cambios. Antes, todos lo resolvían con moches, porque son muy corruptos, entonces querían llevar a cabo una inversión en la Riviera Maya y sobornaban a autoridades, y hacían lo que querían, y financiaban a estos grupos seudoambientalistas y tenían también sobornados a los medios de comunicación, no en general, porque siempre ha habido prensa independiente y libre.

“Y sí, en efecto, donde están los amparos es en la zona de más plusvalía turística y son los grandes inversionistas que se han apoderado de toda esa región. No piensan en los ejidatarios, no piensan en los campesinos, no piensan en el empleo, en el bienestar para la gente, en lo que significa para el desarrollo turístico el que la gente que llega a Cancún puede internarse y conocer las zonas arqueológicas de la región maya, y también ayudar con esa derrama económica a otros pueblos”, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

E insistió en que el sureste se quedó en el abandono y lo único que creció fue Cancún y la Riviera Maya, pero en José María Morelos y Othón P. Blanco, todo lo que es el sur de Quintana Roo, desde luego Felipe Carrillo Puerto, hay mucho abandono, mucha pobreza.

“Entonces, el tren es para que la gente que llega a Cancún y que va a llegar a Tulum también en avión pueda introducirse al sur de Quintana Roo, a Bacalar, incluso a Belice, a Campeche, por el lado del golfo a Yucatán, a Chiapas, a Tabasco. Esto va a ayudar mucho”, argumentó el Jefe del Ejecutivo Federal.

Y reiteró: “Pero no tienen interés en beneficiar al pueblo y se disfrazan de ambientalistas, de ecologistas, son farsantes y viven de eso, porque hay muchas de estas asociaciones que son financiadas hasta por extranjeros y engañan. Pero poco a poco ahí van saliendo las cosas y se sigue trabajando, porque la mayoría de la gente está de acuerdo con el tren”.

Te puede interesar: Suma adeptos plan ambiental en Riviera Maya