Pide Amnistía Internacional frenar reforma de Guardia Nacional

234
Pide Amnistía Internacional frenar reforma de Guardia Nacional
  • Amnistía Internacional resaltó que la iniciativa de López Obrador se trata de una “militarización plena”, con riesgos de violaciones a DH.
IRIS VELÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las organizaciones Amnistía Internacional (AI) y Seguridad sin Guerra llamaron a legisladores mexicanos a frenar la reforma propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que la Guardia Nacional (GN) pase al control del Ejército.

“Legisladoras y legisladores de México deben decir ‘no’ a la reforma militarista de López Obrador”, exhortaron.

La reforma inicial por la que se creó la GN, recordaron, tenía un origen o pacto civil y lamentaron que, al paso del tiempo, se esté militarizando este cuerpo de vigilancia, como también otros sectores y tareas de seguridad en México.

“Más allá de las declaraciones postelectorales, quienes integran el Congreso de la Unión, senadoras, senadores, diputadas y diputados, tienen que demostrar su compromiso con las víctimas, la construcción de paz y el respeto al pacto civilista que creó una Guardia Nacional civil en la Constitución y que el presidente ha desnaturalizado pintándola de verde olivo.

“Ya no sólo es el hecho de que han colmado la Guardia de soldados y marinos, en una proporción de sólo 3 civiles de cada 10 integrantes. Ahora, sabemos que se está ordenando imponer el mando militar sobre los pocos civiles que quedaron de la Policía Federal violando la Constitución y el derecho internacional”, indicaron en un pronunciamiento.

Las organizaciones resaltaron que la iniciativa de López Obrador se trata de una “militarización plena” y alertaron que existen riesgos de violaciones a los derechos humanos y daño a la democracia.

“A la militarización plena de la seguridad que López Obrador quiere perpetuar se suma el militarismo avanzando en la vida pública con el enorme poder económico y político que el gobierno le está entregando a la Sedena y Semar en cada obra y contrato asignado a las Fuerzas Armadas.

“Entregar la Guardia Nacional a la Sedena sería el último clavo en el ataúd del Estado democrático de derecho. Aunque el presidente insista en que las Fuerzas Armadas actúan ahora con responsabilidad”, expusieron.

Te puede interesar: Aterroriza comando en San Cristóbal de las Casas