Próxima Parada, Planta Baja. Precios, una ganga

666
Próxima Parada, Planta Baja. Precios, una ganga

Jacek Grebski

Que comienzo de semana para nuestros vecinos del norte. Su coyuntura macroeconómica continúa enfrentando vientos en contra constantes que llevan a los mercados a caer aún más en picada, una tendencia que continuará en el futuro previsible. El IPC en los Estados Unidos (índice de precios al consumidor) está por las nubes y, a pesar de los aumentos de tasas y el inicio del ajuste cuantitativo («quantitative tightening» en inglés, comúnmente referido por las siglas QT) por parte de la Reserva Federal, yo me atrevo a especular que este escenario seguirá aumentando, sin que ninguna cantidad de ajustes cuantitativos pueda hacer que vuelva a bajar de manera significativa.

El problema es de doble filo. En lugar de predecir las interrupciones de la cadena de suministro y mitigarlas invirtiendo en instalaciones de producción locales o cercanas a la costa y tratando más astutamente de disminuir el impacto de la escasez de componentes y alimentos, los gobiernos decidieron imprimir dinero y regalarlo a empresas e individuos. Esto condujo a un frenesí de gasto de bienes cuyo precio aumentaba sistemáticamente, pero debido a que la oferta de capital estaba tan fácilmente disponible, los consumidores consumieron y la economía del país floreció —y con ellos, las del resto del mundo—.

Al carecer de previsión, los gobiernos continuaron imprimiendo y distribuyendo fiat, esta fue la respuesta de Trump/Biden y el Banco Central Europeo, («BCE») al COVID, y los precios siguieron subiendo. Esto fue porque nunca abordamos los problemas subyacentes en torno al suministro de bienes. Agréguele los impactos de las medidas COVID de China y la invasión de Ucrania por parte de Rusia, y los problemas se exacerban aún más.

La respuesta de la Fed y del BCE, las subidas de tipos y el QT harán poco para reducir la inflación. En su lugar, seguiremos viendo aumentos sistémicos del IPC en un entorno con menos capital constante. En resumen, todos se vuelven más pobres.

¿QUÉ SIGUE?

Debido a que Jerome Powell, presidente de la Fed, carece de las herramientas apropiadas para remediar esto, los aumentos de tasas y QT continuarán durante el año, lo que conducirá a una menor riqueza, una disminución de las ganancias en términos reales y un aumento en los costos de los bienes, los alimentos y la energía. Para retener a los clientes, los ajustes de inflación de las empresas de bienes de consumo serán mínimos a expensas de las ganancias, lo que podría conducir a una fuerza laboral más pequeña y despidos. Todo esto finalmente afectará al mercado inmobiliario norteamericano —un motor principal del desarrollo económico de ese país—.

A pesar de la escasez, la vivienda experimentará una contracción en el tercer y cuarto trimestre de 2022, impulsada por la falta de capital para comprar vivienda, las altas tasas de interés y los incumplimientos de aquellos que están sobre-apalancados y sacaron líneas del 30% al 50% para comprar BTC (bitcoin y otras criptomonedas) y acciones tecnológicas cerca de máximos históricos.

RESQUICIO DE ESPERANZA

La recesión vendrá, será desafiante, pero terminará. Pero lo que no cambiará es el hecho de que vivimos en una era dorada de innovación tecnológica. Las siguientes tecnologías transformadoras para impactar a la humanidad e impulsar la innovación serán blockchain, tecnología espacial, computación de siguiente generación (cuántica) y avances en biotecnología/salud.

A medida que avanzan los mercados bajistas, los inteligentes y afortunados que acumulen efectivo podrán comprar estas tecnologías en puntos de entrada relativamente saludables. A modo de ejemplo, BTC ahora está cerca del promedio móvil simple de las pasadas 200 semanas, lo que significa que es hora de comenzar a prestar atención a cómo se mueve con la próxima serie de aumentos de tasas y tal vez apretar el gatillo dentro de 2 a 3 trimestres.  (Esta columna es simplemente una opinión y no es un consejo financiero).

Jacek Grebski es un ejecutivo en tecnología de vanguardia que incluye blockchain, finanzas descentralizadas, y sistemas inteligentes. Actualmente es socio de SevenTrainVentures, una empresa de inversión y desarrollo a startups y micro-emprendedores con enfoque en tecnologías aplicadas, con sede en Nueva York. Jacek es Licenciado en finanzas por la Universidad de Tulane, en Nuevo Orleans, Luisiana, y obtuvo un MBA de ESADE Business School en Barcelona, España. Él es originario de Nueva York y reside en Miami, Florida.