Protestan por más restricciones a tabaco

355
Protestan por más restricciones a tabaco
  • La Secretaría de Salud también tiene prevista, entre otras restricciones, la prohibición de servir alimentos y bebidas en áreas para fumar.
VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Cámaras de comercio, abarroteros y restauranteros están reclamando airadamente a la Secretaría de Salud (Ssa) por las restricciones adicionales al tabaco que el Ejecutivo federal pretende introducir mediante una reforma reglamentaria actualmente en consulta en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer).

La prohibición absoluta para exhibir productos de tabaco en todo tipo de comercios es la medida que más protestas ha provocado y, de prosperar, generaría amparos, anticiparon.

La Secretaría de Salud también tiene prevista la prohibición de servir alimentos y bebidas en áreas para fumar, así como de cualquier actividad de responsabilidad social o donativos por parte de las tabacaleras.

Estas medidas serían impuestas por la Secretaría de Salud en el Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT), que requiere cambios para ajustarse a la reforma aprobada por el Congreso el 18 de febrero.

Hasta el 14 de junio, los afectados han hecho llegar 367 comentarios sobre el proyecto de reformas al reglamento, actualmente a consulta pública por la Conamer.

“Ocultar los productos fomentará la informalidad y el comercio ilícito de cigarrillos”, sostuvo la Asociacion Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM).

“También se están modificando fracciones e incluyendo restricciones adicionales a las aprobadas por el Congreso en el proceso legislativo”, sostuvo la American Chamber of Commerce.

El Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (Conainta) rechazó la eliminación de acciones de responsabilidad social de las empresas, que no son publicidad, sino apoyos a agricultores y otros integrantes de la cadena productiva, y acusó trato discriminatorio al tabaco respecto de otros productos.

Te puede interesar: Trabajan en México 3.2 millones de niños