Sube nivel de protestas sociales en Ecuador

705
Sube nivel de protestas sociales en Ecuador
  • Los principales focos de protestas se concentraban en los extremos norte y sur de la capital de Ecuador, con un grupo menor en el centro.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

QUITO, ECUADOR.- La Policía ecuatoriana dispersó el martes con gases lacrimógenos a unos 500 indígenas que bloquearon con ramas de árboles una importante avenida de Quito, en el noveno día de protestas contra el gobierno.

Miles de indígenas llegaron el lunes a la capital del país a reclamar una reducción en los precios del combustible.

El grupo de unos 500 indígenas que chocó con la Policía salió de su lugar de hospedaje en la Universidad Salesiana y pretendía llegar hasta la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), que fue tomada por fuerzas del orden en medio del estado de excepción que rige en seis de las 24 provincias del país, incluida Pichincha, cuya capital es Quito.

Para frenar su avance, policías antimotines lanzaron bombas lacrimógenas a los manifestantes, que con los ojos llorosos por el gas se dispersaron y luego volvieron a reagruparse.

La CCE ha sido tradicionalmente el lugar que acoge a indígenas que protestan contra los gobiernos de turno.

“El objetivo de hoy es tomar la Casa de la Cultura, albergarnos allá”, dijo Wilson Mazabanda a la agencia AFP, un indígena kichwa-panzaleo que llegó el lunes desde Cotopaxi (sur).

Los principales focos de protesta se concentraban en los extremos norte y sur de la capital, mientras un grupo menor se encontraba en el centro de Quito, en el interior de la estatal Universidad Central, aunque en muchas calles y avenidas había pequeños grupos quemando llantas y obstaculizando las calles con montículos de tierra.

Decenas de vehículos perseguían y bloqueaban autobuses del transporte público para pincharles las llantas y obligar a los pasajeros a caminar.

El Palacio de Carondelet, la sede del gobierno nacional, amaneció fuertemente resguardado por cientos de policías y militares, vallas y alambres de púas.

En cadena de radio y televisión, el ministro de Defensa, Luis Lara, afirmó que las Fuerzas Armadas contemplan con enorme preocupación “la manipulación de las protestas sociales y el crecimiento de la violencia por parte de quienes han rechazado el diálogo para intentar imponer al Estado sus peticiones.

“Estas acciones van más allá de la protesta ciudadana, se trata de un intento deliberado de utilizar la violencia armada para atentar contra la democracia, amenazar a las instituciones. Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional”, advirtió.

Te puede interesar: Desafían en Ecuador estado de excepción