NIDO DE VÍBORAS

410
NIDO SAMUEL

Por KUKULKÁN

LOS MANDAMÁS del estado más próspero del norte del país, Nuevo León, los que en las pasadas elecciones para gobernador se opusieron férreamente a que Morena y el Gobierno de la 4T les arrebatara el poder político local e influyeron para llevar al poder al joven senador Samuel García Sepúlveda, han de estar que no les calientan los 42 grados registrados en las últimas semanas por los errores y enfrentamientos innecesarios que se ha buscado el ‘gobernador digital’ a menos de un año de haber asumido el cargo.  

ACOSTUMBRADOS a manejar el gobierno estatal a su antojo para favorecer intereses particulares y de grupo, ese selecto grupo del poder económico supuso que Samuel era el ‘gerente’ idóneo para cuidar sus intereses y que lo iban a manejar sin ningún problema durante los próximos seis años. Pero se equivocaron porque al joven gallito ya le salieron espolones y anda echando navaja contra todo y contra todos los que le salen al encuentro. 

EMPEZÓ a atacar a sus adversarios políticos por la vía judicial y armó todo un paquete de investigaciones por supuestos actos de corrupción en contra de dirigentes y diputados del PAN y del PRI, pertrechados ahora en el Congreso Estatal, desde donde han emprendido una guerra de iniciativas de ley para restarle facultades al Poder Ejecutivo, que en vez de ablandar al ‘dictador de caricatura’ sólo le picaron la cresta para volver a contraatacar. 

CON LA CRISIS del agua hasta el cuello, en vez de buscar soluciones eficaces con ayuda de los diferentes sectores y la población en general Samuel se puso su traje de justiciero y salió a buscar a los culpables de la falta de agua dando espectaculares golpes en TikTok por el supuesto robo de agua por parte de empresas y personajes políticos, lo cual fue difundiendo en vivo. Sin embargo, estas acciones no devolvieron el agua a los grifos de los hogares.  

LA SITUACIÓN se ha desbordado en las calles donde la gente optó por cerrar las principales arterias que le dan movilidad a Monterrey, sede de los poderes del estado, para exigir a las autoridades el suministro de agua, a lo que Samuel ha respondido a través de videos de que este tipo de manifestaciones están siendo alentadas por sus adversarios políticos y pide a la población no salir a manifestarse ni dejarse engañar por ‘vivales’. 

LOS YERROS de Samuel han ido uno tras otro y ya se nota un desgaste de su imagen, pero él ha asumido el estilo de la confrontación política, tope donde tope, que el de los acuerdos y negociaciones con las diferentes fuerzas políticas y sectores sociales, bajo latente amenaza de la ingobernabilidad con un personaje que ha encerrado la humildad y sensatez en el calabozo de la prepotencia.     

SE LE OLVIDA que hace un año fue electo gobernador con el apoyo de dos de cada diez habitantes del estado, un alto grado de ilegitimidad, y lo que debió hacer primero que nada era conquistar al 80 por ciento de los que no votaron por él para ganar así el respaldo social que ahora necesita a su lado en sus tormentosas batallas. Ya lleva ocho meses de gobierno y el estado empeora en todos sentidos, la inseguridad está al tope, no hay estrategia para la recuperación económica y la crisis del agua amenaza con extenderse hasta el próximo año según ha pronosticado el propio gobernador.      

LO QUE MÁS tiene molesto al empresariado neolonés son los soterrados acuerdos del joven gobernador con el presidente Andrés Manuel López Obrador, enemigo de los neoliberales, quien le dio alas a Samuel para ir contra la ‘mafia del poder’ del estado que son los mismos que lo llevaron a él a la gubernatura para cerrarle el paso a Morena y al Gobierno de la 4T. Dicen que el poder cambia a la gente, la realidad es que no hace más que potencializar lo que cada quien es o trae en sus adentros… y si uno es soberbio pues imagínense el tamaño de la prepotencia con que se puede gobernar un exitoso estado como Nuevo León.

EN SU MAÑANERA de este miércoles el presidente Andrés Manuel opinó sobre la crisis del agua que enfrenta Nuevo León y en la misma línea que el gobernador Samuel responsabilizó a la poderosa clase empresarial del estado el haber comprometido el agua sin límites estratégicos de ninguna índole: “Lo que interesa es hacer dinero, industrias, unidades habitacionales y entre más lujosas y con buenas albercas, mejor”, ironizó.

@Nido_DeViboras