Pierde educación una década en América Latina

306
Pierde educación una década en América Latina
  • En América Latina, unos 170 millones de chicos perdieron parcial o completamente dos tercios de los días de clases presenciales.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

MIAMI, EU.- Los niveles de educación retrocedieron al menos una década en América Latina por el impacto de la pandemia, y existe el riesgo de que se pierda una generación de estudiantes si los gobiernos no toman medidas urgentes para mantener a los niños en las escuelas, advirtió el jueves el Banco Mundial.

Debido a la pandemia de Covid-19, los puntajes en asignaturas fundamentales como lengua y matemáticas cayeron a niveles de más de 10 años atrás: cuatro de cinco niños de sexto grado (80 por ciento) no tendrían la capacidad de entender e interpretar un texto básico para su edad comparado con el 50 por ciento que tenían esa misma dificultad antes de la emergencia sanitaria, de acuerdo con el informe del Banco Mundial denominado “Dos años después: salvando a una generación”.

Millones de niños y adolescentes corren el riesgo de dejar la escuela por haberse quedado atrás en el aprendizaje, indicó el informe difundido el jueves, y aseguró que esas pérdidas de aprendizaje se traducirían en un descenso del 12 por ciento en los ingresos durante toda su vida, publicó la agencia AP.

“América Latina y el Caribe enfrentan una crisis educativa sin precedentes que podría comprometer el desarrollo futuro de nuestros países”, expresó Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región.

La pandemia ha dejado heridas profundas en Latinoamérica, que a pesar de albergar a sólo el 8 por ciento de la población mundial ha tenido el promedio más elevado de muertes globales.

La economía regional ha sido también la más azotada, con una contracción de los ingresos per cápita a niveles de hace una década.

Las escuelas en Latinoamérica y el Caribe permanecieron cerradas o parcialmente cerradas durante 58 semanas, levemente por detrás del Sur de Asia y América del Norte.

En la región, toda una generación de estudiantes —unos 170 millones de chicos— perdieron parcial o completamente dos tercios de los días de clases presenciales, equivalentes a aproximadamente un año y medio de aprendizaje, según el informe.

Te puede interesar: Sube nivel de protestas sociales en Ecuador