Indirectas entre Monreal, Sheinbaum y Adan Augusto

325
  • Los políticos que aspiran a ser presidenciables de Morena, conocidos como ‘corcholatas’ clamaron unidad en Coahuila.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Los políticos que aspiran a ser presidenciables de Morena, conocidos como ‘corcholatas’ clamaron unidad en Coahuila, pero se recriminaron con indirectas sus conductas rumbo a la elección del 2024.

Frente a cerca de 3 mil personas, afuera del Centro Cultural Benito Macías,Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López y Ricardo Monreal encabezaron la segunda asamblea por la Unidad y Movilidad para que Siga la Transformación.

ASÍ SE PRONUNCIARON CORCHOLATAS 

El primero en tomar la palabra fue el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, quien no se guardó la exclusión a la que lo han sometido los líderes del partido.

Afirmó que si bien el partido requiere de mantener la unidad y la cohesión, éstas no sean ficticias.

“Se requiere abandonar la intolerancia, la exclusión, el dogmatismo y sectarismo. No traicionar al pueblo significa no ser rehén de pequeños grupos, hay que obedecer al pueblo, no a facciones”, arremetió en medio de gritos de ¡Presidente! de su porra.

Sin mencionar el 2024, afirmó que es indispensable respetar la ley, fijar reglas claras no sólo para la elección de dirigentes políticos, también para elegir a sus gobernantes.

“Reglas claras, en igualdad de circunstancias, piso parejo, reglas equitativas para que la gente sea la que decida, sólo la gente. ¡No a la imposición! ¡No a la decisión de grupos grupos de poder ni de facciones!”, insistió.

Reiteró en que se mantendrá en Morena porque va a luchar “a la buena”, porque está comprometido con los ideales del movimiento y del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A todos nos necesitan, todos nos necesitamos unos a otros, nadie sobra en esta movimiento. Todos son indispensables“, dijo tras agradecer al líder de Morena, Mario Delgado, invitarlo, después de que no fue convocado a Toluca, el 12 de junio.

“Es importante generar condiciones para la unidad. No violemos la ley, hagamos las cosas perfectamente bien, que aquellos que fuimos pisoteados por el gobierno anterior, no propiciemos que se repita”.

Sólo la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández, le aplaudió, porque López, Sheinbaum y Delgado lo observaron con rostros serios.

Cuando regresó a su lugar en el templete, únicamente el senador Armando Guadiana lo abrazó y le dio palmadas en la espalda.

LA RESPUESTA DEL TITULAR DE SEGOB 

Enseguida, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le respondió: “Estar aquí no es es un asunto de sumisión o rebeldías, es un asunto de entender lo que significa la cuarta transformación de la patria, y es estar solidarios, acompañando a Andrés Manuel López Obrador”.

Demandó no equivocarse en el discurso, pues, aseguró, no es momento de debates políticos ni regatear nada, sino es momento del Presidente.

“Finalmente vamos a estar unidos, es tiempo de acompañarlo sin ninguna duda. No se equivoquen, Morena va a estar unido, va a ganar”, añadió.

Mientras daba su mensaje, también le gritaban ¡Presidente!.

Y SHEINBAUM ESTO DIJO 

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, nuevamente centró su discurso en los triunfos del Presidente López Obrador, por lo que, consideró, así como éste trabaja por el País, la militancia debe ayudarle en fortalecer al movimiento para obtener más logros.

El Presidente tiene una tarea y nosotros la tarea de ayudarle, y ahora que se define Coahuila y Edomex tenemos una tarea: la unidad“, dijo.

“Miren, la unidad se hace con base en la lealtad, en las ideas, en los ideales, en los anhelos del pueblo de México, y ahí esta la unidad de Morena. ¡Qué viva Andrés Manuel!¡Qué viva la unidad de nuestro movimiento!”.

‘PUEBLO DECIDIRÁ’ 

Mario Delgado, líder de Morena,también le respondió a Monreal y aseguró que Morena es el partido más democrático, pues no hay simulaciones en las principales decisiones.

Decide el pueblo, sin simulaciones y sin imposición; por eso vamos a seguir manteniendo las encuestas, porque es la manera de darle el poder a la gente. Y en Morena el pueblo manda”, afirmó.

“Sabemos que cuando hay piso parejo no hay que andar echando tanto brinco, hay que sumarnos en unidad a las tareas de organización que es lo más importante”.

Recordó a “los referentes del movimiento” que de lo que se trata la 4T es de un proyecto de nación, no una historia personal, por lo que les pidió “renunciar a la dictadura del ego”.

“Siempre sumen y nunca dividan; que caminen sin brincos cuando el piso esté parejo; que es el proyecto y no la persona; que lleven tatuados en su pecho los principios de no mentir, no robar y no traicionar; que vibren de orgullo por ser mexicanos y ser morenistas”, añadió.