NIDO DE VÍBORAS

1616
NIDO MIDEN FUERZAS

Por KUKULKÁN

SUCEDIÓ lo que tarde o temprano habría de acontecer, la predilecta del inquilino de Palacio Nacional y “el rebelde con causa”, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal finalmente se vieron frente a frente, midieron fuerzas rumbo a la sucesión presidencial del 2024.

EL ENCUENTRO aconteció en Coahuila, la que vio nacer a Ramos Arizpe, Ignacio Zaragoza, Francisco I. Madero, Rosario Ibarra de Piedra, entre muchos más.

A LA JEFA de gobierno de la Ciudad de México, la han llegado a buscar hasta ese lugar habitantes de Nuevo León, quienes le cantan las mañanitas debido a que el viernes pasado fue su cumpleaños. También le obsequian una playera del equipo de futbol de los Tigres, ella acepta la prenda, pero confiesa que su corazón está con Los Pumas.

ESTA vez ya no comparte el templete con Marcelo Ebrard como lo hiciera el 5 de junio en Toluca, Estado de México, aunque sí está presente Adán Augusto, quien en todo momento la protege como se notó en su discurso.

POR LO PRONTO en esta pasarela de presidenciables de Morena, el líder del Senado, Ricardo Monreal anda engallado, aprovechando la invitación que le corriera, ahora sí, Mario Delgado a quien, teniéndolo enfrente, ha dicho: “Ni nos vamos a rajar, ni nos vamos a dejar”. A Monreal lo escuchan también gobernadores constitucionales y gobernadores electos.

EL PRETEXTO para medir fuerzas entre Claudia y Ricardo fue el evento con el que el pasado domingo arrancó el proceso electoral en Coahuila. Ahí el senador a quien el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha calificado como uno de los principales precursores de lo que es hoy el Movimiento de Regeneración Nacional, ha pedido “mecanismos claros, igualdad de circunstancias, piso parejo, reglas equitativas para que la gente sea la que decida; sólo la gente; no a la imposición, no a la decisión de grupos de poder ni de facciones.

¡DE AQUÍ pal real, todos con Monreal!”, corean voces de hombres y mujeres, también le exclaman a su paso: “¡Presidente!” Pero de igual manera corean otros militantes del partido guinda, a Claudia Sheinbaum, “¡Presidenta!”

Y ELLA con micrófono en mano, nuevamente centró su discurso en los triunfos del Presidente López Obrador, por lo que, consideró, así como éste trabaja por el País, la militancia debe ayudarle en fortalecer al movimiento para obtener más logros.

EL PRESIDENTE tiene una tarea y nosotros la tarea de ayudarle, y ahora que se define Coahuila y Edomex tenemos una tarea: la unidad”, dijo.

MIREN, la unidad se hace con base en la lealtad, en las ideas, en los ideales, en los anhelos del pueblo de México, y ahí está la unidad de Morena. ¡Qué viva Andrés Manuel!¡Qué viva la unidad de nuestro movimiento!”, aseveró la jefa de gobierno de la capital del país.

ENSEGUIDA, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, prácticamente respondió el mensaje de Monreal: “Estar aquí no es un asunto de sumisión o rebeldías, es un asunto de entender lo que significa la cuarta transformación de la patria, y es estar solidarios, acompañando a Andrés Manuel López Obrador”.

DEMANDÓ no equivocarse en el discurso, pues, aseguró, no es momento de debates políticos ni regatear nada, sino es momento del Presidente.

FINALMENTE vamos a estar unidos, es tiempo de acompañarlo sin ninguna duda. No se equivoquen, Morena va a estar unido, va a ganar”, añadió.

@Nido_DeViboras