Bienvenido el verano – La Alegría de Vivir

2150
Bienvenido el verano - La Alegría de Vivir
OMAR CERVANTES

Podría parecer cliché, pero soñaría que apenas hace algunos días estábamos dándole la bienvenida a este año 2022, llenos de ilusiones y metas por cumplir, aunque la realidad es que ya casi se nos fue el primer semestre y le damos la bienvenida al verano. Ayer fue el día más largo del año y con ello iniciamos el verano mexicano, que para muchos es sinónimo de vacaciones, playa, alberca y diversión, mientras que para otros, como sucede en algunas ciudades, es temporada de calores inéditos, sequía y las consecuencias que esto conlleva.

Apenas este lunes recibimos el informe del gobierno federal de que mayo ha sido el mes más violento, a nivel país, lo cual podría prender los focos de alarma, puesto que más allá de los decesos de la delincuencia organizada, es una realidad también estudiada por áreas especializadas, que en las épocas de calor se disparan la neurosis y las acciones de violencia en todos los segmentos sociales.

Adicionalmente, las condiciones socioeconómicas en las que vive nuestra población, que en muchas comunidades genera incertidumbre y factores estresantes, son variables adicionales que también detonan el consumo de sustancias, alcohol y conductas adictivas. En materia de adicciones y de consumo de alcohol y de drogas, hemos observado un incremento en las estadísticas, con nuevos consumidores que se están integrando a las cifras a tempranas edades, además de que, entre los que ya consumían, hay diversas causas para subir sus niveles de uso, entre ellas por supuesto el calor y las condiciones climatológicas que comienzan semanas antes del verano.

Para los bebedores de cerveza, por ejemplo, el calor y las estaciones en donde se presentan mayores temperaturas, son momentos idóneos para aumentar su consumo, tanto en cantidad como en frecuencia. Por supuesto, muchos bebedores inician con unas cervezas “para refrescar” la sed y, ya encarrerados, como dicen coloquialmente, le cambian de esprea por algo más fuerte, con lo que inicia una potencial nueva borrachera, con el pretexto del calor.

Igual sucede con el consumo de otras drogas debido a que las altas temperaturas, por supuesto, generan cambios en los estados de ánimo, constituyendo un perfecto pretexto para utilizar una sustancia psicotrópica que les haga el día más “llevadero”. Pretextos o no, lo cierto es que los hechos demuestran que las temporadas de calor sí pueden llegar a ser un detonante en el consumo de alcohol y drogas, por lo que siempre es importante hacer recomendaciones como estar debidamente hidratados con agua natural o líquidos saludables, evitar exposiciones prolongadas al sol, buscar las sombras o zonas climatizadas, así como cuidar la alimentación y el sueño.

Consumir buenas fuentes alimenticias como alimentos frescos, frutas, verduras y vegetales, procurar actividades físicas en espacios climatizados, practicar la meditación y evitar golpes de calor, sin duda son medidas que también pueden ayudar que este verano sea verdaderamente saludable y reparador.

omarcervantesrodriguez.esp@gmail.com