Convierte Ricardo Monreal Senado en su foro

919
Convierte Ricardo Monreal Senado en su foro
  • El Senado retumbó ayer con una tocada rockera en el primer piso, todo patrocinado por el senador Ricardo Monreal.
MAYOLO LÓPEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Del desenfreno rockero al ceremonioso rito de purificación. De la vestimenta casual de la banda zacatecana Enjambre al blanco impoluto del abuelo totonaca que purificó al actor más importante del Senado de la República.

Convertido en un foro de espectáculos, el Senado retumbó ayer con una tocada rockera en el primer piso ante un centenar de invitados y trabajadores de la Cámara alta.

El anfitrión, el senador Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, echó mano del recinto para homenajear al grupo Enjambre en un atiborrado salón de sesiones.

Enjambre se formó en 2001 en Fresnillo, Zacatecas, la tierra del parlamentario y está integrado por sus paisanos Rafael, Luis Humberto y Julián José Navejas Díaz y Ángel Javier Sánchez, a quienes Monreal entregó sendos reconocimientos.

“Una sola canción puede cambiar una vida”, sentenció el zacatecano. “Un joven que toque un instrumento, difícilmente tocará un arma…”

A instancias de Monreal, por el Senado han desfilado en los últimos meses “El Canelo” Álvarez, colectivos de la comunidad LGBTI, los fundadores del pádel, sus amigos los compositores, luchadores y otros actores.

Ayer, Monreal fue pródigo con sus paisanos los rockeros: primero los homenajeó en el recinto parlamentario y luego los acomodó en el primer piso.

Después de la insólita tocada, un Monreal en mangas de camisa subió de nuevo al primer piso para recibir una “limpia” y espantar los malos espíritus en la ruta hacia 2024.

“Ya se puso negra la hierba”, celebró después del rito de purificación que totonacas y papantecos escenificaron para aligerar su espíritu.

“Si se puso negra la hierba, quiere decir que había muchas malas vibras y algunos episodios que ya quedaron en el olvido y rezagados. Me siento como liberado, livianito para poder ejercer con plenitud nuestras facultades y funciones”, articuló.

El abuelo totonaca que le practicó la “limpia” obsequió al senador un amuleto, una vela y un brebaje “para curarme y espantarme los malos espíritus. Muchas gracias por la limpia, porque la necesitamos: vamos a iniciar un proceso importante y necesitamos que todos los espíritus estén de nuestro lado para combatir la envidia, la insidia, la mala vibra y rodearnos de buenas vibras”.

Otra faceta del zacatecano está por venir: se metió a rapero y ayer mismo dio una probadita: “Yo soy Ricardo, senador con doctorado. El progreso es mi adjetivo y yo siempre soy de izquierda, aspirante desde abajo…”

Te puede interesar: Exhiben millonadas de EPN y familiares