‘Comparte Ucrania responsabilidades’

414
‘Comparte Ucrania responsabilidades’
  • Dos semanas después de que Rusia comenzara su invasión en Ucrania, rebeldes con apoyo del Kremlin asaltaron una residencia de ancianos.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

GINEBRA, SUIZA.- Las tropas ucranianas tienen buena parte, y quizá la mitad, de la culpa por lo ocurrido en Stara Krasnyanka, un asilo de ancianos en donde murieron al menos 50 personas, determinó un nuevo reporte de Naciones Unidas.

Dos semanas después de que Rusia comenzara su invasión en Ucrania, rebeldes con apoyo del Kremlin asaltaron una residencia de ancianos en la región oriental de Lugansk. Decenas de internos mayores y discapacitados, muchos de ellos postrados, quedaron atrapados dentro sin agua ni electricidad.

El ataque del 11 de marzo provocó un incendio que se extendió por el lugar y asfixió a las personas que no podían moverse. Unos pocos pacientes y empleados escaparon y huyeron a un bosque cercano, y consiguieron ayuda tras caminar 5 kilómetros, publicó la agencia AP.

Al menos 22 de los 71 pacientes sobrevivieron al ataque, pero el número exacto de muertos sigue sin conocerse, según Naciones Unidas.

El ataque a la residencia cerca del poblado de Stara Krasnyanka llamó la atención por su crueldad, al que las autoridades ucranianas atribuyeron toda la responsabilidad a las fuerzas rusas, acusándolas de matar a más de 50 civiles vulnerables en un ataque brutal y sin provocación.

Sin embargo, el nuevo reporte ha concluido que las fuerzas armadas ucranianas tomaron posiciones dentro del edificio pocos días antes del ataque y en la práctica lo convirtieron en objetivo.

El 7 de marzo, soldados ucranianos entraron en el recinto. Dos días más tarde “participaron en un intercambio de fuego” con separatistas prorrusos, “aunque sigue sin estar claro qué bando abrió fuego primero”, según el reporte. Ningún trabajador o empleado resultó herido en este intercambio.

El 11 de marzo, 71 internos y 15 trabajadores seguían en el lugar sin acceso a agua o electricidad. Esa mañana, las fuerzas separatistas de Lugansk atacaron con armas pesadas.

“Un incendio comenzó y se extendió por la residencia, mientras continuaban los combates”, dijo Naciones Unidas.

Un número indeterminado de pacientes y empleados huyó del lugar y corrió a un bosque cercano, donde más tarde encontró a combatientes separatistas que les prestaron ayuda.

Un corresponsal de la televisora estatal Russia-1 tuvo acceso al devastado edificio tras los combates y compartió un video en su cuenta de Telegram en abril en el que acusaba a los soldados ucranianos de utilizar a “ancianos indefensos” como escudos humanos.

Las imágenes muestran graves daños en el interior y el exterior del edificio. Se ve un cuerpo en el suelo. La agencia AP verificó que el video compartido por Dolgachev mostraba la residencia, tras compararlo con otros videos y fotografías del edificio.

Te puede interesar: Señala Rusia desvío de armas