NIDO DE VÍBORAS

1343
NIDO HAY TIRO

Por KUKULKÁN

ENTRE ambientalistas y empresarios hoteleros de Playa del Carmen y la Riviera Maya ¡hay tiro! En medio de la vorágine mediática que ha polarizado a quienes defienden y a quienes se oponen a la construcción del Tren Maya en su Tramo 5, el buzo José Urbina, sin pelos en la lengua, responsabilizó a los empresarios hoteleros de que se hayan suspendido las obras a través de cinco solicitudes de juicio amparo ante la justicia federal que tiene sin preocupación al Presidente Andrés Manuel López Obrador quien reiteradamente ha dicho que ‘va porque va’.

QUIEN solicita a Fonatur sentarse en una mesa de trabajo seria y analítica es el señor Antonio Chávez, presidente de la Asociación de Hoteleros de la Riviera Maya ¿Pero cómo puede ser que un español sea el que le dicta a un gobierno de un país latinoamericano qué es lo que tiene que hacer?”, cuestionó Urbina a través de un video que difundió en redes sociales.

EL BUZO Urbina, uno de los promotores de los amparos, acusó que por no ver afectados sus negocios los hoteleros convencieron al director de Fonatur para que modificara la ruta sin importarles que se destruyeran la selva y la riqueza arqueológica de la zona. Y para comprobarlo deja correr un audio donde supuestamente el líder hotelero revela cómo estuvieron las negociaciones entre el entonces director Rogelio Jiménez Pons y los empresarios.

EN el audio que el buzo atribuye al líder hotelero, se le escucha decir a este que se buscaron alternativas para desviar el trazo que al principio corría por la carretera 307, sólo para obtener beneficios particulares: Tuvimos una reacción muy positiva de Fonatur, lo tengo que decir, por parte de Rogelio Jiménez Pons hubo una apertura y un entendimiento a nuestras inquietudes y a nuestras preocupaciones.

ANTE ello el buzo cuestiona: “Pues claro que escucharon los de Fonatur, ¿cuál es la finalidad de Fonatur? ¿A qué se dedican? A que los hoteleros produzcan esos beneficios para los inversionistas”. La gran preocupación de los ambientalistas, alegó, es que en la Riviera Maya hay 50 mil habitaciones; en Isla Mujeres y Cancún, 44 mil… y “no tenemos los servicios básicos para la cantidad de empleados que se necesitan para atender esas habitaciones, que no tienen drenaje, ni vivienda digna ni un servicio colectivo eficiente, es muchísima gente, a Fonatur esto en realidad no le interesa mucho”.

MUCHOS de estos grandes hoteles tienen terrenos con construcción por donde pasaba la ruta original y lo que se buscó es pasar justo por detrás o por el borde de esos terrenos precisamente para no afectar sus negocios. ¿Quién diseñó el trazo del Tren Maya? —cuestionó Urbina—. “Por 17-20 metros el tren se movió de la carretera a la selva virgen donde no les estorbara, por 17-20 metros está en riesgo el agua de toda la península, el patrimonio arqueológico, paleontológico, el hábitat de una gran cantidad de especies, muchas de ellas protegidas, los servicios ecosistémicos de los que todos vivimos, porque el paraíso existe por lo que sucede en la selva, ahí inicia”, respondió.

AUNQUE públicamente ya se han desmarcado de apoyar los amparos contra las obras del Tren Maya, hoteleros de Playa del Carmen y la Riviera Maya no han dicho ni pío ante los cuestionamientos del buzo a través de redes sociales ¿Será que les hace falta ver más box?

@Nido_DeViboras