Evitaron hoteleros ‘daño mayúsculo’

462
Evitaron hoteleros ‘daño mayúsculo’
  • Reviran empresarios hoteleros a ambientalistas sobre modificación de Tramo 5, sostiene Tony Chaves que el proyecto original afectaría turismo.
MARCO ANTONIO BARRERA

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- El desvío del trazo original del tramo 5 Sur del Tren Maya de Tulum a Playa del Carmen, que los hoteleros de la Riviera Maya gestionaron con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), ‘no fue para que pasara por encima de la selva’, afirmó Antonio Chaves.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), dijo que el planteamiento al entonces titular del organismo, Rogelio Jiménez Pons, consistió en que se aprovechara el derecho de vía de las torres de alta tensión eléctrica.

El sector hotelero organizado igualmente ofreció aprovechar los terrenos sin construir, pero impactados ambientalmente de los centros de hospedaje y de las empresas ubicadas en la línea paralela a la carretera federal 307, del lado opuesto al mar Caribe.

La decisión que tomó el gobierno federal se debió a que ‘le demostramos todas las afectaciones que iba a generar (el Tren Maya) en relación al tráfico y a nivel social con nuestros colaboradores, en dos o tres años que duraría la obra, por la magnitud de la misma’, explicó.

La AHRM respondió así a los reclamos de los integrantes de la iniciativa ‘Sélvame del Tren’ que los responsabilizó de frenar judicialmente el megaproyecto turístico de la Cuarta Transformación.

El señalamiento lanzado por el buzo José Guillermo Urbina se dio a pesar de que las medidas cautelares dictadas por un juez federal que mantienen detenidos los trabajos fueron concedidas precisamente a asociaciones civiles que demandan la protección legal ante la destrucción de la selva en Quintana Roo.

Antonio Chaves dijo a Luces del Siglo que la propuesta de los hoteleros se sustentó con estudios elaborados por el mismo sector, ‘para que los turistas y colaboradores no fueran afectados’.

Del cálculo que hicimos conjuntamente con FONATUR, por ejemplo, una persona o un turista que fuera desde el aeropuerto hasta Tulum eran de 5 a 6 horas de traslado por las afectaciones de la carretera. Turísticamente eso sería un impacto tremendo’.

Los empleados de los centros de hospedaje habitan en los municipios de Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cancún. ‘Meter 5 o 6 horas de traslado a su trabajo, más 8 horas de trabajo y otras 5 o 6 horas de traslado, eso sería inhumano’. En ese sentido se planteó al FONATUR.

La construcción del tramo 5 Sur del Tren Maya contempla un tendido de 67 kilómetros paralelos a la única carretera que conecta al norte con el sur, la cual conecta a los 11 municipios del estado.

El empresario recordó que de Playa del Carmen a Tulum transitan alrededor de tres mil vehículos por hora, en cuya única vía de comunicación donde se pensó construir el ferrocarril turístico carece de la anchura suficiente para albergar la maquinaria y los trabajos, y de haberse aprobado habría ocasionado un caos mayúsculo en materia de movilidad.

Antonio Chaves opinó también del impacto ambiental que se provocará en la selva con el cambio de ruta, lo cual ‘lo tienen que medir las autoridades ambientales, no nosotros’, pero aclaró que el sector hotelero mantiene una preocupación por el medio ambiente, pues es una parte importante del destino vacacional.

La AHRM es la única en todo México y el Caribe ‘y muy posiblemente de las pocas en el mundo’ que cuenta con un programa ambiental a nivel mundial para el destino de la Riviera Maya.

‘Dicho sea de paso, hemos hecho un planteamiento de un programa ambiental serio y fuerte, y estamos unidos a la ONU en el programa ambiental y a los protocolos de Glasgow, y lógicamente si nos preocupa el medio ambiente’.

Otros reclamos de los ambientalistas consistieron en que el organismo hotelero toma decisiones para producir beneficios en favor de los inversionistas. ‘Cada asociación se dedica a lo suyo y yo como presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya mi visión es no solamente velar por los intereses de los inversionistas sino también por el bienestar de nuestros colaboradores y de todos los que participamos en esta industria hotelera y turística’.

Al buzo José Guillermo Urbina le recordó nuevamente que la defensa que hicieron fue para evitar una mayor afectación al turismo, que es la actividad económica primordial del estado.

‘Como todos saben, absolutamente todos, y repito todos incluyendo a ese buzo, es que vivimos en este estado del turismo ¿O a quién lleva a bucear si no es a turistas?’.

Y de que la Riviera Maya tenga 50 mil habitaciones, le respondió: ‘Pues sí, claro, el éxito conlleva a un número muy importante, que dicho sea de paso es el más importante del Caribe y de México’.

La asociación que encabeza el empresario integra a 134 hoteles con instalaciones que tienen los más altos estándares y distintivos de calidad del sector turístico del mundo.

Te puede interesar: Ambientalistas piden negar la MIA a Tren Maya