Hay ocho ex funcionarios imputados por el desplome de la L-12 del metro

753
Hay ocho ex funcionarios imputados por el desplome de la L-12 del metro
  • Ocho de 10 ex funcionarios señalados por la Fiscalía General de Justicia fueron imputados por el desplome de la Línea 12 del Metro.
ESTEFANÍA MUÑOZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En una audiencia que duró más de 14 horas, ocho de 10 ex funcionarios señalados por la Fiscalía General de Justicia (FGJ) fueron imputados por el desplome de la Línea 12 del Metro, que dejó 26 muertos y más de 100 heridos.

Se trata de Enrique Horcasitas, el exdirector del Proyecto Metro; Moisés Guerrero, director de construcción; Juan Antonio Giral, director de diseño de obras civiles; Enrique Baker, subdirector de estructuras e ingeniería; Juan Carlos Ramos, residente de obra; Ricardo Pérez, supervisor de seguridad estructural; Fernando Amezcua, director de supervisión de obra, y Fernando Ramiro, coordinador de supervisión de obra.

Tras cuatro audiencias fallidas, ayer se realizó la imputación por los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todos culposos.

Hasta el cierre de esta edición continuaba la audiencia para finalmente determinar si ocho ex funcionarios eran vinculados a proceso o no, lo que implicaría que el juez determinó que los indicios eran suficientes para que sean investigados y se inicie un juicio penal.

Los elefantes

Gabriel Regino, abogado de cinco acusados, entre ellos Enrique Horcasitas, ex director del Proyecto Metro, reclamó que, a pesar de que la FGJ señala a sus clientes por supuestas fallas en el diseño y construcción, no se mencione siquiera a las empresas que se encargaron de dichos procesos.

“Las razones que da la Fiscalía para investigarnos son las que siempre ha expresado públicamente, que hay una mala construcción y que hay un mal diseño. Hay dos elefantes en la sala de audiencia, ICA, la responsable del diseño y Carso que es la de la construcción y ambas empresas no están acusadas”, reprochó.

Acusan a Claudia Sheinbaum

Regino acusó que el proceso contra Horcasitas y siete ex funcionarios más obedece a una instrucción de Claudia Sheinbaum, para que la FGJ proteja a Serranía y como una forma de hacer campaña ante sus aspiraciones presidenciales.

“Es una persecución política. Es una instrucción del Ayuntamiento, de la Jefa de Gobierno. Prácticamente venimos al coliseo, a entregarnos”, dijo.

Horcasitas afirmó que confía en las instituciones.

“Absolutamente inocente”, se declaró.

Van por todos

Teófilo Benítez, abogado de víctimas que no han aceptado acuerdos reparatorios, reprochó igual que Regino, que la FGJ haya rechazado comenzar a investigar a Serranía y que la audiencia en la que podrán presentar más argumentos y pruebas de víctimas para lograrlo haya sido diferida hasta el 25 de agosto.

No obstante, consideró que, por eso mismo, la FGJ tenía mayor obligación de lograr la vinculación de los ex funcionarios y advirtió que uno de sus principales objetivos era solicitar la prisión preventiva oficiosa, como medida cautelar.

Y adelantó que después de este jueves insistirán en que Serranía responda penalmente, así como ex y funcionarios actuales de alto nivel, como Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y Sheinbaum.

Te puede interesar: Cierran 22 negocios por mal uso de agua en Nuevo León