Arman circo frente a Palacio Nacional

745
Arman circo frente a Palacio Nacional
  • La prohibición del espectáculo con animales y las restricciones por el Covid han provocado que circos del país tengan problemas para abrir.
JORGE RICARDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un payaso, dos trapecistas, tres malabaristas, un ilusionista, bailarines y hasta un mago que apareció dos palomas blancas dieron una función en una esquina de Palacio Nacional para lanzar un llamado al presidente para que apoye a los circos que tienen problemas para abrir tras la pandemia de Covid-19.

“¡Esta es una función dedicada a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, que ya nos está viendo por ahí!”, gritaba un presentador de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo (UNEAC) con sombrero de copa larga y botas de domador, una vez que terminó la conferencia matutina.

Los cirqueros no iniciaron antes su función para no robarle atención al presidente, según comentaron.

“Dulcesito”, el payaso del Circo Garabatos que llegó hace dos semanas en Ixtapaluca, explicó que primero, por la prohibición del espectáculo con animales y, luego, con el Covid que impuso el cierre de negocios y las concentraciones, el arte circense casi ha desaparecido.

De 25 circos de la Unión, lamentaron, siete siguen sin abrir y el resto lo hace como puede.

“No nos dejan abrir ni nos reconocen. Cambiaban el semáforo de Covid para reabrir negocios y reabrieron los cines, los teatros, pero los circos no aparecemos en la lista a pesar de que somos una tradición familiar de más de 200 años. Vamos de lado a lado y nos piden un montón de requisitos.

“Que si ambulancia, que si salida de emergencia, que seguro a terceros y pasamos a otro municipio y luego-luego llegan con nuevos requisitos. Venimos a pedir ayuda, estuvimos aquí plantados (durante la pandemia) y no nos dieron nada”, dijo el presentador.

Durante la protesta, tendieron una lona circular, armaron algunos palcos, levantaron un trapecio de cinco metros y con 12 actos, 25 artistas pidieron menos trabas para reabrir su fuente de trabajo; incluso, una ley para la protección y difusión del circo y que sea declarado patrimonio cultural.

“Para dejarnos instalar dos semanas o un mes, nos piden requisitos como de construcción y no se vale”, acusó Santiago Acevedo, coordinador de la UNEAC.

“De 800 personas que iban al circo, ahora damos funciones para máximo 150. Necesitamos que aparezca el público porque hemos tenido que ir a los semáforos para ganar algo”, dijo el Mago “Gerry”.  “Si no nos dan ayuda, que por lo menos nos dejen trabajar”.

El público correspondió con aplausos, pero el malabarista Kjelle Allar dijo que sobró show y faltó protesta.

“La gente pensó que era para divertirse y no para que se supieran lo difícil que los circos la están pasando”, dijo.

Te puede interesar: Abren un ‘boquete’ a decreto antivapeo