Descarta Presidente desacato por Tren

315
Descarta Presidente desacato por Tren
  • El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su Gobierno aplicó una nueva estrategia para continuar con los trabajos del Tren Maya.

CLAUDIA GUERRERO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras confirmar que el Tren Maya fue declarado como una obra de seguridad nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que la construcción del Tramo 5 fue reiniciada, desde hace una semana, sin importar que exista una suspensión judicial y sin que ello implique un desacato.

En conferencia, aseguró que su Gobierno aplicó una nueva estrategia para continuar con los trabajos, pero no ofreció detalles sobre la ruta legal que le habría permitido introducir de nuevo la maquinaria y continuar el desmonte para el paso del Tren.

—¿No hay riesgo de que lo acusen de desacato?

— “No, no, porque hay un procedimiento legal establecido”.

—¿Cuál es la ruta, porque la suspensión del juez está vigente?

— “Sí, pero se decidió sobre algunas autoridades y ahora se utilizó otro procedimiento”.

—¿Cuál es?

— “El que la obra se considera de seguridad nacional”.

—¿Este argumento será presentado de manera formal ante los jueces?

— “No, ante los jueces no. Ante los jueces se lleva a cabo el procedimiento para terminar de demostrar que no hay ningún daño, eso continúa; pero, además, por ser un asunto de seguridad nacional, se tomó un acuerdo y es el que se está aplicando”.

—¿Los pueden acusar de desacato?

— “No, porque tenemos facultad para hacerlo”.

—¿Cuándo reinició la obra?

— “Desde hace una semana y se va avanzando”.

Fonatur, responsable inicial del proyecto, fue acusado de arrancar las obras del Tramo 5 sin contar con una Manifestación de Impacto Ambiental aprobada, por lo que los trabajos fueron suspendidos por orden judicial.

Sin embargo, el titular de la dependencia, Javier May, afirmó el pasado lunes que la nueva parte interesada en la obra son las Secretarías de Seguridad Pública y de Gobernación, debido a que el Tren es, ahora, un tema de seguridad nacional.

Ayer, sin mencionar montos, el Presidente reconoció que el freno temporal de la obra ha generado pérdidas presupuestales.

“Ya el tiempo que se llevaba parada nos estaba significando un alto costo al presupuesto, que es dinero del pueblo, nada más por intereses políticos de estos conservadores corruptos. No, son obras públicas y no podemos aceptar que los intereses de grupos, de facciones, se sitúen por encima del interés general”, señaló.

—¿Y por qué hicieron la declaración de seguridad hasta ahora?

— “Porque queríamos esperar a que el juez resolviera, pero, volvemos a lo mismo, ¿dónde está la justicia rápida y expedita?”, cuestionó.

— “¿Cuánto perdió el Estado por detener la obra?

—“Una cantidad considerable, todavía no hemos hecho bien las cuentas, pero ya no podíamos (esperar)”.

López Obrador calificó de corruptos a los activistas y ecologistas que han promovido los recursos legales y que han alertado sobre riesgos de daño ambiental en la zona.

Consideró además que existe una conspiración contra la obra y arremetió contra sus propios funcionarios, a quienes acusó de filtrar información clave que ha permitido a sus opositores interponer recursos legales en momentos estratégicos.

Te puede interesar: Reanudan construcción, violan ley: Greenpeace