Tráfico de personas, un ‘negocio boyante’

501
Tráfico de personas, un ‘negocio boyante’
  • El contrabando de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos ha evolucionado en los últimos 10 años.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

TEXAS, EU.- El contrabando de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos ha evolucionado en los últimos 10 años.

De una red dispersa de “coyotes” independientes pasó a ser un negocio internacional multimillonario controlado por el crimen organizado, incluidos algunos de los cárteles de la droga más violentos de México, publicó el diario The New York Times.

Durante años, los “coyotes” pagaron a los cárteles un impuesto para mover a los migrantes a través del territorio que controlaban a lo largo de la frontera, y los criminales se apegaron a su línea de negocio tradicional, el contrabando de drogas, que era mucho más rentable.

Sin embargo, eso comenzó a cambiar alrededor de 2019, dijo al Congreso el año pasado Patrick Lechleitner, subdirector interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

La gran cantidad de personas que buscan cruzar hizo que el contrabando de migrantes fuera una fuente de dinero irresistible para algunos cárteles.

Más de 5 mil 46 individuos fueron arrestados y acusados de tráfico de personas el año pasado, frente a las 2 mil 762 de 2014.

EL HORROR

Desde la calle, la pequeña casa marrón no tenía nada especial, pero era agradable. Un autobús escolar de juguete de color amarillo brillante y un camión rojo colgaban de la cerca de alambre, y la fachada de la casa presentaba una gran estrella solitaria de Texas.

Pero en el patio trasero había una casa móvil destrozada que un fiscal describió más tarde como una “casa de los horrores”.

Se descubrió un día de 2014, cuando un hombre llamó desde Maryland para informar que su padrastro, Moisés Ferrera, un migrante de Honduras, estaba detenido y siendo torturado por los contrabandistas que lo habían traído a Estados Unidos.

Sus captores querían más dinero, dijo el hijastro, y golpeaban repetidamente las manos de Ferrera con un martillo, prometiendo continuar hasta que su familia les enviara lo que pedían.

Cuando los agentes federales y los ayudantes del alguacil llegaron a la casa, descubrieron que Ferrara no era la única víctima.

Los contrabandistas habían retenido a cientos de migrantes a cambio de rescate. Según descubrió su investigación, habían mutilado partes de cuerpos y violado a mujeres.

“Lo que sucedió allí es de ciencia ficción, una película de terror, y algo que simplemente no vemos en Estados Unidos”, señaló el fiscal, Matthew Watters, a un jurado cuando los contrabandistas acusados fueron a juicio.

Los cárteles del crimen organizado, dijo, habían “traído este terror del otro lado de la frontera”.

Pero si fue uno de los primeros casos de este tipo, no fue el último.

En 2021, los agentes federales allanaron las casas de escondite que albergaban a decenas de migrantes casi a diario.

Te puede interesar: ‘Estoy bien’, dice Biden tras contraer Covid-19