Continúa sin permisos el Museo Subacuático

407
Continúa sin permisos el Museo Subacuático
  • Se necesita un millón de pesos sólo para realizar los estudios que piden los permisos que requiere el museo para ampliar exposiciones.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- Roberto Díaz Abraham, presidente del Museo Subacuático de Arte (Musa), indicó que llevan ya más de tres años sin conseguir los permisos para continuar con los trabajos de sumergimiento de esculturas, debido a las altas exigencias económicas que implican la realización de los estudios pertinentes.

Incluso, reveló, ni siquiera el Parque Marino tiene los recursos para poder cumplir con estas condicionantes, lo que ha implicado una acumulación de esculturas para sumergir, lo que los ha llevado a dejar de fabricarlas desde principios de la pandemia, al no tener las condiciones para continuar con sus trabajos.

Debido a la falta de permisos, no les ha sido posible realizar ampliaciones que ya urgen para realizar una descarga de los buzos que visitan estas exposiciones, como es el caso del arrecife Manchones, donde se encuentra la exposición “Evolución Silenciosa”, cuyas piezas y corales han resultado dañados en varias ocasiones por buzos primerizos.

Al tener un sobrecupo de visitantes, explicó, muchos de los que van a la exposición ya no pueden tomarse una foto sin que salga la aleta de otra persona, y esto además de comprometer la experiencia de los visitantes, ha dado lugar a que muchos regresen a los arrecifes naturales.

Recordó que el Musa recibe al año a aproximadamente 400 mil visitantes al año, de cerca de 1 millón que tiene el Parque Marino, una descarga del 40 por ciento, sobre todo de buzos primerizos, quienes pueden suelen ser los que dañan más los corales debido a la inexperiencia.

Además, la falta de estos permisos evita que se sigan sumergiendo las esculturas que están sembradas con corales y que contribuyen a la conservación de los mismos, o de mover las piezas que ya están completamente cubiertas y podrían ser reposicionadas a otras zonas al haberse perdido su forma.

En ese sentido, detalló que se necesita un millón de pesos sólo para realizar los estudios que piden los permisos, con el cual el museo podría albergar hasta mil 300 piezas, de las cuales hasta la fecha sólo se cuenta con un 40 por ciento.

Te puede interesar: Cumple turismo expectativas para verano