Va concreto durable en Puente Nichupté

466
Va concreto durable en Puente Nichupté
  • Plantea MIA del Puente Nichupté una vida útil de 30 años para obra urbana, con material de calidad podría alcanzar hasta 60 años de duración.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.– En la construcción del Puente Nichupté al que se plantea una vida útil de 30 años, deberá considerarse usar concreto durable para duplicar el tiempo de operatividad sin hacer ningún tipo de modificaciones.

El profesor e investigador del Instituto Mexicano de Transporte (IMT), Andrés Antonio Torres Acosta, llamó a que se verifique la utilización del material para que, en caso necesario, se hagan las adecuaciones correspondientes debido a que la obra se efectuará en una zona altamente corrosiva por el agua salada. 

El también integrante del Comité de Concretos y Agregados del Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación (Onncce) propuso una revisión del concreto sobre el cual las columnas sostendrán el puente elevado con longitud total de 8.8 kilómetros, y con una altura máxima de 10 metros.

El especialista impartió el seminario “Durabilidad en estructuras de concreto en ambiente marino: Inspección-diagnóstico de estructuras existentes y diseño de nuevas estructuras basado en la normativa mexicana” que organizó el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (Ifeqroo).

“La laguna (Nichupté) tiene sal, entonces si los contenidos de cloruro deben cuidarse en los concretos, igual la selección de materiales. Por ejemplo, los bancos de agregado tienen que estar libres de cloruros y el cemento tiene que ser de un tipo durable”.

El especialista recordó que este tipo de especificaciones se deben dar en el proyecto para que la obra pueda tener una durabilidad mayor a 60 años, lo cual significa que en ese tiempo no se le harán modificaciones.

En caso contrario, el realizar adecuaciones implicaría una mayor inversión que aumentaría el costo de la obra, de ahí la importancia de verificar, a tiempo, la calidad de los productos a utilizar.

Torres Acosta planteó que en ocasiones se evita tomar en cuenta la durabilidad de los materiales y en muchos casos se han tenido que modificar por concretos más durables y de mayor resistencia mecánica.

“Están acostumbrados los diseñadores a usar concretos de 250 kilogramos en centímetro cuadrado de resistencia. Hemos demostrado que esos concretos son pocos durables y se tiene que subir la resistencia al menos 400 o 450 kilos en centímetros cuadrados y también aumentar el espesor de recubrimiento de los elementos estructurales”.

Pero no solo es aumentar la calidad del concreto sino también la cantidad que va a colocarse a la varilla para que los cloruros (sales) tarden más en llegar al refuerzo e inicie la corrosión.

El profesor e investigador mostró su disposición de colaborar en el proyecto del puente vehicular que partirá en el entronque del bulevar Luis Donaldo Colosio y que desembocará en el Bulevar Kukulcán de la Zona Hotelera del municipio de Benito Juárez.

De acuerdo al Resumen Ejecutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) Modalidad Regional el proyecto se concibe como una vialidad urbana totalmente suspendida en pilas, con una sección terrestre y otra que cruza sobre una porción del sistema lagunar Nichupté.

El documento que forma parte del trámite 23QR2022V0008 gestionado ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), establece que la vida útil de la obra será de 30 años, “sin embargo, puede prolongarse en función del mantenimiento adecuado”.

Andrés Antonio Torres apoyó el diseño de durabilidad del nuevo Viaducto de Progreso en Yucatán, cuyo puente es de 2 kilómetros sobre agua salada, del cual al hacerse las modificaciones adecuadas se prolongó una vida útil a 80 años. El mismo especialista participó también en el puente La Unidad en Campeche.

Te puede interesar: Llaman a evitar dispendio en Tren Maya