Feminismos en corto y sin tanto rollo

2600
Ser niña en México

Ser niña en México

Por Haidé Serrano

Ser niña en México, ser niña en un país violento contra las niñas, ser niña en un país que libra una batalla contra el narco. Ser niña en la sierra, en una zona rural. Ser niña y no poderlo ser a plenitud. Ser niña y que tu familia tema el secuestro, la desaparición, la trata. Así es la vida de miles de niñas en nuestro país. Una realidad que afecta más a las niñas pobres, indígenas, aisladas, sin oportunidades.

La película “Noche de fuego” de Tatiana Huezo retrata la infancia de tres niñas. Vemos cómo su vida, así como la de miles de niñas, se ve interrumpida, trastocada. Un pequeño pueblo sin señal de teléfono, sin internet, ese lugar que puede ser cualquiera de México. Nos asomamos a la vida de un pueblo de menos de mil habitantes para ser testigos de cómo secuestran a las niñas, sin esperanza de regreso y sin justicia.

La presencia de los narcotraficantes avasalla a los habitantes, quienes también son obligados a trabajar para ellos a cambio de “protección”.

En la peluquería del pueblo se ha creado un lugar de seguridad temporal, donde las mujeres y madres se intercambian claves para continuar “tranquilas” y con vida. Un corte de pelo, “de niño”, es el salvoconducto temporal para intentar ocultar y proteger a las niñas.

Tatiana Huezo es una extraordinaria cineasta que elige con asertividad las palabras e imágenes para transmitir la desolación y el terror. Como cuando vemos a una madre y a su hija niña cavar una fosa, una tumba temporal, que la puede mantener irónicamente con vida.

En México, diariamente desaparecen 14 niñas, niños y adolescentes, de acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM). “Desde que se tiene registro (a partir del año 1964), 82,328 niñas, niños y adolescentes han sido registrados como desaparecidos en México, hasta el 25 de octubre de 2021. De este total, 19.9% (16,378) continúan desaparecidas a la fecha, siendo 8,518 de ellas mujeres y 6,952 hombres. Las mujeres representan 55.2% de estos casos. Las restantes 65,950 personas de 0 a 17 años fueron localizadas, aunque 1% de estas desapariciones (710 casos) fueron halladas sin vida. https://derechosinfancia.org.mx/v1/redim-hace-publico-datos-de-ninezdesaparecida-reconocidos-por-comite-contra-la-desaparicion-forzada-de-la-onu%EF%BF%BC/#:~:text=Desde%20que%20se%20tiene%20registro,ellas%20mujeres%20y%206%2C952%20hombres.

La participación de los hombres en esta cinta —y en la realidad— es la de los agresores, los tratantes, los secuestradores, los padres ausentes, los niños que luego jóvenes no tienen otra opción que sumarse a las filas de los narcos, que son quienes les dan trabajo. Los hombres son los militares que se cubren de las balas de los narcos sin repelerlas o defenderse. Los hombres que pilotan aviones que riegan mata cultivos no en los cultivos de droga sino en las poblaciones y que obligan a la gente a desplazarse.

Hoy, además, sigue desaparecida Fernanda, de 12 años. Fue vista por última vez el 21 de julio en la zona continental de Isla Mujeres. La Fiscalía de Quintana Roo ofrece una recompensa a quien dé información sobre Marcos Antonio Cauich Adrián, el principal sospechoso.

Las niñas son el blanco de la infamia, del patriarcado, del Estado fallido, que no puede garantizar la seguridad para las niñas. Un país que le hace eso a sus niñas es un país asesino, machista, feminicida.

@HaideSerrano conduce y produce Feminismos en Corto sin Tanto Rollo. Está dedicada a la comunicación sobre feminismo, perspectiva de género, desigualdad y violencia. Ha trabajado en el servicio público, así como en diversos medios de comunicación, entre los que destacan Reforma y Excélsior. Ahora es columnista de Luces del Siglo. Es licenciada en Comunicación por la UNAM, maestrante en Género, Derecho y Proceso Penal.