Será temporal freno al Tramo 5 Norte

518
Será temporal freno al Tramo 5 Norte
  • Para el juez Primero de Distrito de Yucatán, los responsables del proyecto Tramo 5 Norte carecen de la autorización de la Semarnat.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- El freno a las obras del Tramo 5 Norte del Tren Maya se revertirá cuando el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) obtenga la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y los estudios de mecánica de suelo.

Para el juez Primero de Distrito de Yucatán, Adrián Fernando Novelo, los responsables del proyecto carecen de la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la cual está actualmente en trámite.

En la resolución se asentó que, de permitirse la continuación de la obra, se podría ocasionar un daño irreparable a los ecosistemas en los 49 kilómetros que separan a Cancún de Playa del Carmen.

La suspensión definitiva del amparo 29969137 ordenó frenar el Tramo 5 Norte, para lo cual las autoridades responsables deben girar instrucciones a cualquier otra autoridad o particular que pretenda ejecutar la obra.

De acuerdo al fallo, se incumplió con lo dispuesto en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) y la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados (LOPyS).

La medida cautelar fue concedida a favor de habitantes locales y del Consejo Nacional de Litigio Estratégico (CNLE), A.C., presidido por seis consejeros, uno de los cuales es el empresario Claudio X. González.

Pero también lo integran otros abogados, como el vocero de “Sí por México”, Luis Asali; el director del “Centro de Estudios Jurídicos Carbonell”, Miguel Carbonell; la directora general de “Consultoría LIMA Diversity & Inclusion”, Lía Limón; el expresidente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos: el presidente de “Renace San Luis”, José Mario de la Garza, y la socia fundadora de “Alternativas por México”, Jaleyna de la Peña. Todos abiertamente opositores al gobierno de la 4T.

Como parte del mismo amparo se negó la suspensión definitiva contra la construcción del lado Sur, de Playa del Carmen a Tulum, al resolverse que las autoridades solventaron la MIA.

Igualmente cumplieron con los términos señalados en la autorización ambiental condicionada, como el pago de una fianza económica por dos años de trabajos por 188 millones 343 mil 724 pesos con 60 centavos, adquirida a la aseguradora Aserta mediante la fianza número 1014-33131-3, el 25 de julio pasado.

Los promoventes del amparo adelantaron que impugnarán el fallo de dar paso libre al Tramo 5 Sur, “pues la autorización de impacto ambiental no tiene un análisis y estudio integral de impacto ambiental del proyecto”.

El salvoconducto se realizó cuando ya se habían iniciado las obras y la tala de la vegetación “conllevan un daño irreparable al medio ambiente”.

El juicio de garantías fue interpuesto el 8 de abril y admitido para su análisis 17 días después, del cual se reclamó del Fonatur y a otras autoridades la “Orden y ejecución de trabajos de desmonte y construcción que están destruyendo la selva maya”.

Al director general de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Semarnat se señaló por la omisión de aplicar las disposiciones ambientales y de participar en la formulación de los trabajos del Tren Maya.

A la empresa Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. (responsable del proyecto) se le atribuyó dar “la orden verbal del desmonte de la selva” e incurrir en la omisión de realizar los estudios de mecánicas de suelo y del procedimiento de evaluación ambiental contemplado en la LGEEPA.

Al Fonatur se le impugnó legalmente de la misma omisión anterior que igualmente contraviene lo dispuesto en los artículos 98, fracción I; 99, fracciones I y X, y 101 fracción II, del ordenamiento ambiental, y el artículo 4, fracción III de la LOPyS.

Te puede interesar: Correrá el Tramo 6 de Tren Maya en ruta de pobreza

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.