Igualan su éxito, no sus premios

559
Igualan su éxito, no sus premios
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a que dicen que las segundas partes nunca son buenas, Better Call Saul logró desarrollarse y persistir por seis temporadas, algunas veces bajo la sombra y muchas otras superando a su predecesor, Breaking Bad.

Hoy, los seguidores de la serie tendrán la oportunidad de ver el desenlace de la historia de Saul Goodman (Bob Odenkirk) y el final del universo que inició hace 14 años con la serie protagonizada por Bryan Cranston.

El drama, creado por Vince Gilligan y Peter Gould, se estrenó en 2015, y retomó la historia de Saul, un estafador convertido en abogado y los hechos que lo llevaron a ser el defensor legal de los criminales más buscados de Albuquerque, Nuevo México: Walter White (Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul).

El programa fue alabado por la crítica; sin embargo, a siete años de su estreno, no han podido alzarse con un Emmy, el máximo premio de la televisión estadounidense, pese a acumular 46 nominaciones. En contraste con Breaking Bad, que a lo largo de cinco temporadas obtuvo 58 nominaciones y ganó.

Incluso en 2018, el cineasta mexicano y ganador del Óscar Guillermo del Toro la calificó como “más profunda y más conmovedora” que su antecesora.

“Con Walter White (que se vuelve negro) estabas siguiendo una caída/transformación masiva. BCS te toma de la mano mientras Jimmy se convierte en Saul Goodman (nada bueno en él) en pequeñas y dolorosas caídas”, escribió en Twitter.

Tras terminar de contar su historia, el elenco de Better Call Saul tendrá una oportunidad más para ser reconocidos por los premios, con sus últimas cuatro nominaciones.

Rhea Seehorn, quien encarna a la abogada Kim Wexler, cómplice e interés amoroso de Saul, es una de las favoritas a llevarse el reconocimiento a Mejor Actriz de Reparto en una Serie Dramática, en su primera nominación desde que encarna al personaje.

Con dos Emmys en su haber por otros proyectos, Odenkirk competirá por quinta ocasión como Mejor Actor Principal en una Serie Dramática, por el papel protagónico que lo catapultó a la fama internacional y lo ayudó a salir de los personajes cómicos, que hasta entonces representaba.

Será el próximo 12 de septiembre, en la ceremonia de los premios otorgados por la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión, cuando se sepa si el programa disponible en Netflix romperá la racha y se coronará finalmente como Mejor Serie Dramática, después de cinco intentos.

El show también está nominado a Mejor Guion de una Serie Dramática.

La última temporada de Better Call Saul se vio marcada por impactantes momentos, como el infarto que sufrió su protagonista mientras grababa el octavo capítulo, y que obligó al equipo a detenerse por seis semanas.

La aparición por última vez de Walter y Jesse en el episodio 11, titulado de manera apropiada “Breaking Bad”.

Además del impacto que causó el personaje de Lalo Salamanca, interpretado por el mexicano Tony Dalton, y su importancia en el desarrollo de las historias.

La sexta entrega de la serie consta de 13 episodios, y fue el séptimo, “Plan y Ejecución”, el que obtuvo una calificación de 9.9 por la página especializada IMDb y se convirtió en el capítulo con la calificación más alta de todo el show.

Te puede interesar: Asegura Netflix que las producciones mexicanas son garantía