NIDO DE VÍBORAS

1671
NIDO MARA-LEONA VICARIO

Por KUKULKÁN

GUARDADAS las justas proporciones, la nueva gobernadora de Quintana Roo Mara Lezama Espinosa está llamada para pasar a la historia como la Leona Vicario de la Cuarta Transformación si logra desterrar de raíz la corrupción que impera en las estructuras del gobierno del estado y que en las dos últimas décadas permitió que funcionarios públicos se convirtieran en los nuevos ricos del estado sin sufrir las consecuencias ni reparar los graves daños ocasionados.

CONSIDERADA como una de las figuras más destacadas de la Guerra de Independencia de México (Primera Transformación del País), desde su posición como periodista Leona Vicario fue pieza clave en el financiamiento y el manejo de la información que contribuyó a poner fin a 300 años de dominación del imperio español; y lo hizo sin tener necesidad porque pertenecía a las familias acomodadas del momento, mereciendo el calificativo injusto de “traidora” o “espía” y fue a parar a la cárcel por su osadía.

VARIAS son las anécdotas heroicas entre ella y su marido Andrés Quintana Roo —también periodista y abogado—, pero una de las más memorables fue la valentía no sólo para producir los manifiestos impresos que se difundían entre los insurgentes y que tanto enojo provocaba al ejército real, sino también el atreverse a transportar el mimeógrafo multiplicador de los escritos oculto en el interior de los faldones de las mujeres que acompañaban en la lucha a Leona Vicario y quienes previamente a sus desplazamientos desarmaban la pequeña imprenta pieza por pieza, tornillo por tornillo, para coserlas con hilo y aguja sobre la tela. De esta manera pasaban desapercibidas por las autoridades imperantes en el Siglo XIX.

HOY, en pleno Siglo XXI, no estamos en una guerra armada pero sí en una confrontación social entre dos proyectos de gobierno (según la interpretación del presidente Andrés Manuel López Obrador): “los que quieren que todo quede como está porque si no se acaban sus privilegios”, los conservadores, y “los que quieren la transformación del país para que la riqueza no se concentre en unas pocas manos”, los liberales. Esa es precisamente la misión de la Cuarta Transformación, separar los bienes públicos de los intereses económicos privados.

Y ESTO es lo que precisamente se comprometió a cumplir y hacer cumplir la gobernadora electa Mara Lezama quien no va tener que recurrir a un mimeógrafo para combatir a funcionarios y ex funcionarios que usaron el poder para enriquecerse y que por causa de ello, las finanzas del gobierno del estado cuentan con una enorme deuda de casi 19 mil millones de pesos —despilfarrados durante las administraciones de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo—, a pagar hasta 2044.

ADEMÁS de contar con las “benditas redes sociales” y su experiencia como comunicadora, Mara Lezama tiene todo el respaldo del inquilino del Palacio Nacional para avanzar sin ningún obstáculo en la consolidación de la Cuarta Transformación para acabar con los privilegios que se garantizaron a futuro muchos funcionarios de las dos últimas administraciones priistas contra quienes el actual gobierno de Carlos Joaquín González empezó a combatir por la vía legal a través de procesos penales que continúan su curso y que pasarán a la nueva administración.

PARA ello fue creada la Fiscalía Especial para el Combate a la Corrupción que hasta el momento ha tenido que enfrentar a personajes poderosos que contratan a los mejores abogados del país y que han convertido en jabonosos a muchos de estos exfuncionarios felixistas y borgistas, algunos de los cuales pisaron la cárcel, aunque la mayoría goza de libertad y, lo peor, muy pocos repararon los daños que causaron a las finanzas públicas. Así que la nueva gobernadora tiene la misión de castigar a los responsables de saquear las arcas públicas, si quiere verse en el espejo de la historia.

@Nido_DeViboras