Feminismos en corto y sin tanto rollo

1818
Los violadores “inocentes”

Los violadores “inocentes”

Por Haidé Serrano

Formamos parte de una generación que aún afirma que los violadores son “inocentes” y que las mujeres víctimas de la agresión sexual se lo buscan. Llevan ropa “provocadora”. Beben o se drogan demasiado. Tienen malas compañías. Van a lugares que no deben. Se comportan de manera “indecente”. No son “señoritas” ni “damas”.

Los únicos culpables son los agresores y no las víctimas. A quienes se debe señalar es a los violadores, y no a las mujeres víctimas de un delito que, además deja secuelas graves y enfermedades como la depresión, que en muchos casos ha conducido al suicidio.

En México este delito ha aumentado. En los primeros meses de este año, se denunciaron 11 mil 904 casos, lo que significa casi 14 por ciento más que el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Hace unos días, el comediante mexicano ‘Mau’ Nieto fue denunciado de abuso sexual por una joven productora. La Fiscalía investiga la acusación que primero fue realizada en redes sociales. Así, nos asomamos a una conversación que no sólo ocurre en los espacios virtuales, sino también en nuestra cercanía. Y la conclusión es la misma: “ellas tienen la culpa”.

Padres, madres, cuidadoras y cuidadores de niñas y jóvenes continúan fortaleciendo una cultura de protección y autocuidado, que responsabiliza a ellas mismas de su seguridad. El comportamiento, la vestimenta, los horarios de volver a casa, frecuentar ciertos lugares, caminar por calles oscuras o poco iluminadas siguen siendo criterios a tomar en cuenta para minimizar los riesgos de sufrir violencia. Desde luego que esos cuidados son necesarios. Evidentemente, los violadores siguen fuera y dentro de nuestras casas. Y no hemos cambiado lo necesario para vivir como si las agresiones hubieran desaparecido. El problema es que el foco sigue alejándose del problema: los agresores.

Quienes se dedican al estudio de la psicología de masas han bautizado con el término “victim blaming” la cultura de culpabilizar a las víctimas. Señalan que es el resultado de una idealización del mundo, un mundo que es bueno, pacífico y justo; un mundo ideal en el que las cosas “malas” sólo le pasan a quienes se portan “mal”, a quienes no siguen las reglas, a quienes se salen de los cánones y no respetan los mandatos, es decir, lo que se espera de ellas, especialmente de las mujeres.

Este mundo ideal exime a los violadores de su responsabilidad. Los encubre. Forma parte del sistema de impunidad. Y ayuda a que los violadores reincidan. Destruye las vidas de niñas, niños, adolescentes, mujeres y también hombres, y de familias enteras.

Esta cultura de la violación está tan arraigada en nuestra sociedad que cuesta mucho verla. Pero nunca es tarde. Podríamos dar un paso adelante tratando se saber cuál es nuestra opinión sobre los violadores y sus víctimas. Así podríamos saber cuánto somos parte del problema o de la solución.

@HaideSerrano conduce y produce Feminismos en Corto sin Tanto Rollo. Está dedicada a la comunicación sobre feminismo, perspectiva de género, desigualdad y violencia. Ha trabajado en el servicio público, así como en diversos medios de comunicación, entre los que destacan Reforma y Excélsior. Ahora es columnista de Luces del Siglo. Es licenciada en Comunicación por la UNAM, maestrante en Género, Derecho y Proceso Penal.