NIDO DE VÍBORAS

1368
NIDO DIVIDIDOS
Por KUKULKÁN

PASADO el sabor del triunfo y la luna de miel electoral, Morena y el Partido Verde —que en las recientes elecciones del 5 de junio se aliaron para impulsar como candidata a la actual gobernadora electa Mara Lezama Espinosa— hoy se disputan ferozmente el control de las dependencias del gabinete de la próxima administración y las posiciones en el Congreso del Estado de Quintana Roo, lo que avizora por adelantado una no muy lejana ruptura entre la bancada de los verdes y de los morenos que podría complicar la gobernabilidad.

AUNQUE en apariencia hay buenas relaciones entre los integrantes de la alianza ‘Juntos Haremos Historia’, es inocultable el golpeteo mediático entre ambos bandos y los mensajes de fortaleza que últimamente se han dedicado a difundir cada uno desde sus redes sociales, para mostrar músculo. Ante la versión de que los verdes impedirán a toda costa que la morenista Marybel Villegas Canché ocupe la presidencia de Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), la diputada les respondió a sus ‘compañeros’ con la convocatoria a un curso de aprendizaje de la técnica legislativa dada la inexperiencia de la mayoría de legisladores de la alianza.

EL CURSO propedéutico fue impartido por un maestro de lujo, el senador con licencia Ricardo Monreal Ávila a quien los verdes desairaron con su ausencia —lo que el diputado Guillermo Brahams González justificó como un descuido de la nueva bancada verde— y días después difundieron la foto de la unidad los siete legisladores del partido del tucán más el diputado de Fuerza por México Issac Janix Alanis, a quien no lo une el amor por el grupo, sino el espanto por deambular solito en su nueva aventura por la política donde ya ha mostrado ineficacia.

A ESTE grupo compacto se suman algunos ‘políticos’ ya conocidos y otros de reciente creación quienes se han unido para dar la batalla a la fracción de Morena en el reparto de las comisiones del Congreso con facultades exclusivas y el respectivo presupuesto que para cada una de ellas disponen y que generalmente es mejor repartido para aquellas de alta importancia, como la Jugocopo, que está en disputa a pesar de las versiones de que la misma fue pactada en campaña para Villegas Canché, sin duda la más experimentada (dos veces anteriores diputada y senadora hasta junio pasado), y hoy le quieren hacer de chivo los tamales.

Y ESO que se trata de un tamal que supuestamente preparó y amarró el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, con la actual gobernadora electa Mara Lezama, quien hasta el momento ha sido respetuosa de ese conflicto del Poder Legislativo, pero que le podría complicar la gobernabilidad (entendida como la razonable capacidad de mando, de conducción política y de disciplina democrática que puede alcanzar la sociedad quintanarroense).

¿SE atreverán a no respetar el acuerdo? La respuesta a esta pregunta se verá en los próximos días si prospera la intentona que encabeza el coordinador de la bancada verde Renán Sánchez Tajonar, ex delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de cuestionada actuación y quien fungirá con el títere de su líder Jorge Emilio González Sánchez ‘El Niño Muerde’. Habrá que ver de qué cueros salen más correas porque la diputada Villegas Canché tiene fama de no dejarse y hacer el escándalo en grande. Lo más seguro es que sí harán Historia… divididos.

@Nido_DeViboras