NIDO DE VÍBORAS

3278
NIDO REGLA PRESIDENTE

Por KUKULKÁN

LA REGLA presidencial de que las mujeres son ‘más honestas’ y ‘más honradas’ para administrar las finanzas públicas, se quebró en Quintana Roo donde justamente dos expresidentas municipales que gobernaron bajo las siglas de Morena y del Partido Verde Ecologista, ya en la Era de la Cuarta Transformación, enfrentan denuncias penales por diversos delitos cometidos durante sus gestiones precisamente por mal manejo del dinero público. 

SE TRATA de la morenista Laura Beristain Navarrete, exalcaldesa del Ayuntamiento de Solidaridad que está prácticamente de huida al ser llamada por la justicia estatal donde le aguardan once gruesos expedientes por despilfarro público. La otra es la verde ecologista Laura Fernández Piña, quien antes de dejar la silla municipal se garantizó dos suculentos negocios que le redituarían, a ella y a su esposo, alrededor de tres millones de pesos al mes durante los próximos 20 años.

CONTRA ambas funcionarias de la Cuarta Transformación (¡chulada!) ya hay investigaciones en curso y procesos abiertos. Al inicio de la nueva administración en Solidaridad, Laura Beristain creyó que alcanzaría la impunidad con su fuero como regidora, pero cuando llegaron las primeras diligencias de sus juicios, se ausentó definitivamente de las sesiones y argumentando males médicos ha dejado de asistir a las diligencias. Se le acusa de la probable comisión de los delitos de peculado, actos de corrupción e indebido uso de funciones por la cantidad de 232 millones de pesos. 

LOS FALSOS servicios o trabajos fantasma abundan en las investigaciones de los expedientes en contra de la exalcaldesa morenista, quien se dedicó a gobernar como si el Ayuntamiento fuera un negocio familiar al cual estuvieron convidados sus hermanos Juan Carlos y Luz María. Un ejemplo del nivel del despilfarro, es la querella por la adquisición de cuatro binomios caninos, los cuales supuestamente fueron entrenados por capacitadores especiales, más servicio veterinario, alimentación, estética y equipo de entrenamiento, todo por la cantidad de 928 mil pesos (¡una ganga!). Pero cuando la Auditoría Superior del Estado pidió comprobación del gasto, le entregaron la información incompleta: ‘no hay documentos del prestador del servicio que acrediten que se llevaron los entrenamientos y capacitación; y hubo irregularidades en el proceso de adjudicación’, fue la conclusión. 

OTRO caso vulgar de corrupción cometido por la administración de Laura Beristain fue por servicios fantasma, es decir por supuestos eventos integrales para el bienestar y mejoramiento urbano, que incluyó ‘gastos de servicios generales’ que no fueron debidamente solventados y que tampoco hubo contrato ni licitación, por la cantidad de 2 millones 325 mil pesos. Estos son los casos que recientemente ha encontrado la nueva administración de Lili Campos, quien ha dicho que irán hasta las últimas consecuencias no sólo para castigar a los responsables de estos desfalcos, sino recuperar lo robado para la reparación del daño. 

QUIEN también se despachó con la cuchara grande fue doña Laurita Fernández Piña. Última ficha visible del vapuleado ajedrez político del exgobernador Félix González Canto, la exalcaldesa de Puerto Morelos —un municipio con no más de 50 mil habitantes— se la creyó que tenía amplias posibilidades de ganar la gubernatura y se lanzó a disputarla con la favorita de las encuestas y triunfadora, Mara Lezama Espinosa, criticándola de ‘inexperta’, ‘improvisada’, ‘títere del Niño Verde’, hasta llegar al grado de engañar al electorado de que iba arriba en las encuestas, lo que el día de las votaciones se desplomó a un lejano segundo lugar.              

SOBRE Laurita, su extesorero y su exoficial mayor existe un paquete de denuncias por los delitos posibles de fraude procesal, peculado y lo que resulte tras dejar una deuda de más de mil 274 millones de pesos con la cual se hipotecaron las finanzas del Ayuntamiento por los próximos 20 años. Seguro supone que le va a alcanzar el paraguas de protección por su fuero como diputada federal, ganado bajo las siglas de la alianza ‘Juntos Haremos Historia’ que después traicionó para buscar la candidatura por el PRD. Por estos días de septiembre deberán rendir sus primeros informes los once presidentes municipales, siete de las cuales son mujeres y todo mundo espera que la regla presidencial no siga siendo la excepción en Quintana Roo.

@Nido_DeViboras