NIDO DE VÍBORAS

1634
NIDO ÚLTIMO INFORME

Por KUKULKÁN

EL ÚLTIMO informe de gobierno ha marcado de forma peculiar el destino de cada uno de los ocho gobernadores que ha tenido el estado de Quintana Roo. De la paz, tranquilidad y hasta el éxito que les tocó vivir a los primeros tres gobernadores después de concluir su mandato (Jesús Martínez Ross, Pedro Joaquín Coldwell y Miguel Borge Martín), se pasó a la persecución judicial contra Mario Villanueva Madrid, acusado de vínculos con el narcotráfico. Fue el 5 de abril de 1999 cuando el cuarto gobernador rindió su sexto informe y a partir del día siguiente las autoridades judiciales lo declararon prófugo de la justicia.

DESPUÉS de más de dos años de búsqueda, la noche del 24 de mayo de 2001 agentes federales lo detuvieron cuando iba a bordo de una camioneta por el rumbo de Alfredo V. Bonfil en Cancún, para después ser acusado, procesado, encarcelado y sentenciado a 22 años de prisión por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y vínculos con el narcotráfico. Tras permanecer recluido durante 19 años, desde 2020 Villanueva Madrid goza del beneficio de prisión domiciliaria hasta concluir su condena, cuando alcance los 75 años de edad.

AL QUINTO gobernador, Joaquín Hendricks Díaz, le llovió la condena social por haber elevado la deuda pública como nunca antes en la historia local, de 761 millones de pesos pasó a mil 928 millones. Sus adversarios dentro del PRI alentaron el descontento social en su contra hasta que fue declarado públicamente por la XI Legislatura del Congreso como una persona non grata, lo que por un tiempo le ganó abucheos públicos.

EL FUEGO amigo provenía de su sucesor, Félix González Canto quien se retiró ovacionado por aquellos melancólicos que hoy lo recuerdan como el único gobernador que logró imponer a su sustituto y, principalmente, porque él sí sabía para qué es el dinero. Compró muchos amigos y de algunos se hizo socio, pero no con dinero de su bolsa, sino del erario público hasta elevar la deuda cuando se retiró a 13 mil millones de pesos (Hendricks se quedó chiquito). Para refugiarse en la impunidad, se garantizó una senaduría desde donde siguió metiendo mano, pero hoy su cinismo le ha hecho aparecer en actos públicos como si no hubiera roto un solo plato y quien terminó pagándolos fue su sucesor.

Al SÉPTIMO gobernador, Roberto Borge Angulo, le tocó seguir los pasos de Mario Villanueva de huir del estado y del país ya que ante la justicia federal y estatal le esperaban diversas denuncias por delitos de corrupción. Fue detenido el 4 de junio de 2017 en Panamá cuando se disponía a realizar un vuelo hacia la ciudad de París, Francia. Desde entonces permanece recluido enfrentando diversos procesos penales por delitos cometidos durante su administración luego de ser uno de los consentidos del presidente Enrique Peña Nieto y parte del grupo de gobernadores (junto con Javier Duarte, de Veracruz, y César Duarte, de Chihuahua) que el mandatario federal presentó públicamente como los jóvenes representativos del futuro del PRI: todos en el botellón.

ESTE viernes 9 de septiembre de 2022, el gobernador Carlos Joaquín González rendirá su VI Informe de Gobierno con un horizonte de oportunidades y tranquilidad que le deparan con el ofrecimiento público del presidente Andrés Manuel López Obrador a incorporarse a su gabinete después de que concluya su mandato el próximo 25 septiembre. Seguramente lo más satisfactorio para Carlos Joaquín es que se va, pero se queda bien blindado para que el día de mañana no le salgan con que a Chuchita la bolsearon y le encuentren alguna o muchas irregularidades en la revisión de las Cuentas Públicas que deberá aprobar la XVII Legislatura. Precisamente para que eso no pase, dejó como presidenta de la Comisión de Hacienda del Congreso, nada más y nada menos que a su ex secretaria de Finanzas y Planeación, Yohanet Torres. Así que no hay nada de qué preocuparse.

@Nido_DeViboras