NIDO DE VÍBORAS

1409
NIDO MARIO

Por KUKULKÁN

BIEN guardadita se la tenía el presidente Andrés Manuel López Obrador y en su mañanera de ayer ya no se aguantó las ganas de anunciar que Carlos Joaquín González será designado embajador de México en Canadá, cuando deje la administración el próximo 25 de septiembre, a lo que el aún gobernador se dijo sorprendido y calificó el reto como una gran oportunidad para impulsar el turismo en el país de la Hoja de Maple hacia los diferentes destinos de la República Mexicana.

EN uno de los últimos actos públicos de su gestión, Carlos Joaquín fue abordado ayer mismo por reporteros locales a través de los cuales envió un mensaje de agradecimiento al inquilino de Palacio Nacional: ‘Escuché el comentario (en la mañanera), seguramente estaremos platicando de ello en los próximos días y claro con mucho gusto de poder apoyar en el trabajo que él decida en bien de lograr mejores cosas para México, que es lo más importante’.

ENSEGUIDA se le preguntó qué le parecía Canadá, a lo que él presuroso respondió: ‘es un país de los más importantes en materia de inversión con México, de los que mayor número de turistas envía, también representa el mayor intercambio comercial que tiene el país dentro del tratado de libre comercio’. Como siempre, las redes sociales no perdonaron al interpretar con dejo de suspicacia de que en realidad el presidente enviará a enfriar al gobernador caribeño a la congeladora ciudad de Ottawa (con nevadas de -10 grados en diciembre), como premio por haber entregado el estado de Quintana Roo al gobierno de la Cuarta Transformación.

CON su decisión, el presidente despejó el balón del tejado de la Secretaría de Turismo, donde se especuló sería el destino de Carlos Joaquín, lo que enseguida agradeció el propio titular de la dependencia federal Miguel Torruco Marqués (a quien en los últimos días lo habían estado persiguiendo periodistas con la pregunta sobre su eventual salida): Felicito a mi amigo @CarlosJoaquin por su postulación como Embajador de México en Canadá. Desde ahí impulsará las corrientes turísticas canadienses, que son el segundo lugar en turismo receptivo de México. Bienvenido a la 4T.

****

RECORDADO como el gobernador más duro e implacable de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid llegó a sus 74 años de edad —21 de ellos en prisión— con una afección pulmonar que durante el confinamiento por el Covid-19 le permitió seguir su condena en prisión domiciliaria temporal mientras se decrete el fin del virus para ser reingresado de nueva cuenta al penal estatal de Chetumal, lo que el exmandatario apelará por considerarlo injusto. ‘Me prohibieron hacer declaraciones, juntarme con periodistas y me pidieron borrar mi Facebook, es una injusticia, seguiré luchando para defender mis derechos’, se queja.

ESTE martes 12 de septiembre, la justicia federal le notificó la resolución, lo que le cayó como balde de agua fría porque estaba esperanzado de que concluiría en prisión domiciliaria su condena de 22 años a cumplirse en 2023. A Mario Villanueva Madrid se le recuerda como el gobernador de la dicotomía, de los polos opuestos. En contra de él no hay juicios ni sentimientos intermedios: o frío o caliente. Nunca tibio. Cultivó amigos, pero también enemigos; encumbró a políticos o los envió al ostracismo; cedió con unos, reprimió a otros; compartió con sus incondicionales, se enfrentó a sus detractores; multitudes lo adoran, élites lo odian.

LA EDAD y tantos años de encierro le han dejado consecuencias médicas que deben tener atención constante. Permanentemente asiste al médico y últimamente por falta de recursos, según ha argumentado él mismo, acude a consultas médicas a la Clínica del ISSSTE en la capital quintanarroense.

@Nido_DeViboras