Impactará aeropuerto de Tulum el recurso forestal

516
Impactará aeropuerto de Tulum el recurso forestal
  • El recurso forestal que será removido del ejido Chunyancé impactará principalmente a seis especies que representan el 62% del total estimado.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Más de un millón 300 mil árboles y arbustos de 62 especies diferentes serán desmontados de 513 hectáreas durante la construcción del Aeropuerto Internacional de Tulum.

El recurso forestal que será removido del ejido Chunyancé impactará principalmente a seis especies que representan el 62 por ciento del total estimado, identificadas como E’elemuy (Mosannona depressa) con 219 mil 871 piezas; Jasché (Alseis yucatanensis), con 115 mil 425; y Yaytin (Gymnanthes lucida), con 113 mil 578.

Igualmente, el Chicozapote (Manilkara zapota), con 100 mil 753 piezas; el Ramón, oox (Brosimum alicastrum), con 76 mil 950; y Chechem (Metopium brownei), con 12 mil 825 ejemplares.

A pesar de que para el próximo año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no contempló los recursos económicos programados en más de 3 mil millones de pesos para impulsar la creación de la obra estimada en 16 mil 331 millones, el mayor impacto ambiental se dará sobre el suelo forestal del municipio Felipe Carrillo Puerto colindante con Tulum.

En el documento técnico unificado (Modalidad B) para el proyecto “Construcción de Base Aérea Civil Militar y Aeropuerto Internacional de Tulum” se justifica que el nuevo aeropuerto permitirá agilizar traslados y disminuir los costos de la demanda turística de la Riviera Maya y la zona sur del estado, especialmente entre Tulum, Puerto Aventuras, Akumal, Xel-Há, Cobá, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Mahahual y Chetumal.

Igualmente, que abonará a otras tareas ante “la infraestructura militar actual que resulta insuficiente para atender acciones de vigilancia necesarias para brindar servicios de seguridad”, y asistir a los eventos hidrometeorológicos graves que afectan directamente a la población.

En el documento aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se aclara que las especies maderables removidas tendrán diversos usos y destinos, como la comercialización, construcción, residuos aprovechables y el uso de materiales tropicales comunes.

Para el sector de la construcción, por ejemplo, se destinarán 729 mil 230 árboles y arbustos de 22 especies, luego de que sean transformados en tablas, tablones, vigas, listones y planchas.

Pero igualmente se dispondrá con la comunidad ejidal el uso de 249 mil 372 piezas de 17 especies tropicales comunes, 239 mil 929 ejemplares de 13 especies de tipo comercial y 93 mil 365 individuos de materiales residuales de 10 especies distintas.

En el análisis del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se advierten 43 impactos ambientales (38 adversos y 5 benéficos) como resultado de 135 interacciones evaluadas, de los cuales 36 podrían ser capaces de generar cambios que pudieran afectar las funciones de factores en el corto, mediano y largo plazo.

Los impactos negativos muy altos incidirán en el medio biótico (organismos vivos o relacionados con ellos) y en los efectos barrera (fauna) y de borde (vegetación y fauna).

Además, se reconoce que habrá perturbaciones a la fauna por contaminación auditiva, contaminación y destrucción del hábitat y del medio abiótico (lo fundamental que permite que haya vida).

El predio seleccionado albergará la terminal aeroportuaria que tendrá una pista con longitud de 3 mil 700 metros, un edificio terminal con una capacidad máxima de 4 millones de pasajeros, 24 posiciones de contacto, instalaciones para aviación general y una torre de control de 40 metros de altura, el cual estará ubicado a 21 kilómetros de Tulum y “muy cercano al trazo del Tramo 6 del Tren Maya”.

La proyección comercial de pasajeros estimada es de 7.2 millones para 2033 (primera fase), 9.8 millones en 2043 (segunda fase) y 12.1 millones en 2053 (tercera fase).

Te puede interesar: Cierran llave para nuevo aeropuerto de Tulum