Exhiben fabricación en caso Ayotzinapa  

273
Exhiben fabricación en caso Ayotzinapa  
  • Una funcionaria acusó ante la FGR fabricación de  constancias ministeriales para “cuadrar” y darle apariencia de legalidad a la captura  de cuatro presuntos implicados en la desaparición de los normalistas.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA 

CIUDAD DE MÉXICO.- Una funcionaria de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) acusó ante la Fiscalía General de  la República fabricación de  constancias ministeriales para “cuadrar” y darle apariencia de legalidad a la captura  de cuatro presuntos implicados en la desaparición de los  43 normalistas de Ayotzinapa. 

Ericka Ramírez Ortiz,  agente del Ministerio Público Federal que hoy goza de  un criterio de oportunidad,  señaló a Gualberto Ramírez  Gutiérrez, entonces Coordinador de la Unidad Antisecuestros de la SEIDO (primer  encargado de la investigación  del caso Iguala), como responsable de instruirle la elaboración de los documentos  cuando los detenidos ya estaban en los separos de la  subprocuraduría. 

El relato gira en torno  a las capturas de Jonathan  Osorio Cortés, “El Jona”, Patricio Reyes Landa, “El Pato”,  Darío Morales Sánchez, “El  Comisario”, y Agustín García  Reyes, “El Chereje”, presuntos miembros de Guerreros  Unidos, ocurridas el 27 de  octubre de 2014. 

“Recuerdo que estaba en  la oficina de mi coordinadora, la licenciada Catalina,  cuando llega Gualberto y se  sienta y nos dice: ‘ya vienen  los detenidos’, mencionando  que ellos tenían una relevancia en el caso Ayotzinapa, y  nos refiere ‘¿cómo vamos a  cuadrar esto?’, ya que ya vienen para acá y no hay antecedente”, narró en el testimonio rendido el 6 de agosto de  2021, que consta en la orden  de aprehensión librada contra el Procurador Jesús Murillo Karam. 

“Juntos los tres empezamos a ver cómo íbamos a  cuadrar legalmente la llegada de los detenidos, y Gualberto nos explica el contexto  de la importancia de los detenidos, (ya que ellos nos iba  a decir todo lo que había pasado el 26 y 27 de septiembre  de 2014), el problema era que  no teníamos cómo cuadrarlo, por lo que Gualberto pide  el listado de las averiguaciones previas iniciadas recientemente, y a cargo de quién  estaba, observando que la última fue iniciada el sábado 25  de octubre de 2014, determinando los tres que esa era la  adecuada para que se inicie  la investigación de los detenidos que venían”. 

Lo que Gualberto habría  ordenado elaborar, según el  dicho de su ex subordinada,  era una serie de documentos  que fueran fechados desde el  25 de octubre -dos días antes-  para construir una secuencia  lógica que concluyera con las  capturas. 

El primero iba a ser una  llamada telefónica anónima  con esa fecha anterior, con  base en la cual se emitiría  un mandamiento ministerial para que dos agentes de  la Policía Federal Ministerial  (PFM) viajaran a Iguala a levantar un informe sobre Guerreros Unidos. 

“Se necesitaba constancia  de la llamada telefónica, comentándose la importancia  de que debía existir el antecedente de que las personas  existían (…) yo me retiro de  la oficina de Catalina, localizándome en mi oficina, llega  Gualberto y me dice échame  la mano con la constancia, y  yo dije que sí, informándome  en qué términos la tenía que  hacer”, relata. 

Ramírez le ordenó a Ericka poner como testigo de la  recepción de la llamada telefónica a Brisa Amador Apolo,a quien la testigo colaborador  identifica como pareja sentimental del ex coordinador  Antisecuestros. 

Ericka agrega que el  mando de la SEIDO le entregó un legajo con información de la base de datos de  Plataforma México y le pidió que girara el oficio para  solicitar a la Policía Federal  Ministerial que le entregara  el informe de la investigación  de Guerreros Unidos. 

Una vez que Gualberto  autorizó la constancia y el  oficio, se recabaron las firmas  y entregaron los documentos  a Jorge García Valentín, fiscal  de la Unidad Antisecuestros  de la SEIDO. 

Poco después, Jaime Cabrera López y Juana Elizabeth Juárez Luna, agentes  de la PFM a quienes conocían como “El Jimmy” y “Eli”,  fueron a la oficina de Ericka  Ramírez para informarle que  ellos eran los policías que  realizarían el informe con fecha de dos días antes. 

“No omito mencionar que  el oficio de solicitud de investigación para la Policía Federal Ministerial lo elaboré yo el  día 27 e octubre de 2014, y no  el día 25 de octubre de 2014”,  reconoció. 

Los agentes de la PFM  fecharon su informe el 26  de octubre de 2014 -un día  antes de las capturas-, detallando el organigrama del  grupo criminal, e identificando plenamente a los cuatro  detenidos. 

Dicho documento sirvió  para que la SEIDO ordenara  la localización y presentación  de los cuatro presuntos narcotraficantes, después de que  ya estaban detenidos.

Te puede interesar: Estiman 157 mmdd con plan climático