Enrola Morena a panista y busca mayoría con priistas

218
Enrola Morena a panista y busca mayoría con priistas
  • Un vuelco inesperado sacudió al Senado en la víspera de la votación sobre la reforma constitucional que amplía la presencia de los militares en las calles de México.
ROBERTO CASTAÑEDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un vuelco inesperado sacudió al Senado en la víspera de la votación sobre la reforma constitucional que amplía la presencia militar en seguridad pública hasta el 2028.

El senador yucateco Raúl Paz dejó las filas del PAN y pasó a Morena, donde fue recibido con fanfarrias como comisionado para vincular empresarios con el partido oficial. Hoy hará su debut para votar en favor de la reforma constitucional que su ex partido rechaza. Versiones aseguran que Morena le ofreció la candidatura al Gobierno de Yucatán en 2024.

Pero el resquebrajamiento principal ocurría entre legisladores del tricolor, pues varios se rebelaron a su coordinador Miguel Ángel Osorio, quien solicitaba un voto unánime en contra de la iniciativa de su propio partido.

El grupo del PRI, de 13 senadores, votará dividido y varios apoyarían la presencia castrense en seguridad pública por seis años más. Entre ellos estarían la coahuilense Verónica Martínez, el guerrerense Manuel Añorve, el sinaloense Mario Zamora, el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, el mexiquense Eruviel Ávila y el jerarca obrero Carlos Aceves. La sonorense Sylvana Beltrones había expresado en comisiones un voto de abstención tomando distancia de su coordinador. Anoche, sólo cuatro votos priistas estaban firmes de votar en contra.

Legisladores de varios partidos propondrán una iniciativa complementaria que empodere al Senado en la vigilancia de las operaciones de seguridad y que altos mandos castrenses rindan cuentas al Legislativo. De aceptarse esa propuesta allanaría varios votos en favor de la reforma.

‘Cambia su voto por candidatura’

De lo que hablan los yucatecos en referencia a su paisano Raúl Paz es de su “vida loca”.

El senador mordió el anzuelo y, de buenas a primeras, abandonó sin decir “agua va” la bancada panista para brincar a la de Morena, con la promesa de abanderar al partido como candidato a Gobernador de Yucatán en 2024.

Casado entonces con Cecilia Patrón Laviada, hermana de Patricio Patrón, ex Gobernador de aquella entidad, Paz pasó de ocupar una modesta subdelegación del ISSSTE a una curul local para el periodo 2015-2018. Como diputado, se dio a conocer por sus constantes visitas a los bares de moda en Mérida.

Raúl Paz se hizo diputado federal entre 2012 y 2015, y en esa tesitura participó de la polémica fiesta con prostitutas que encabezó en Puerto Vallarta el entonces coordinador de la bancada panista, Luis Alberto Villarreal.

“No es lo mismo ser que parecer”, se excusó entonces.

El yucateco también fue señalado como uno de los diputados panistas que se enfrascaron en la jugada de “los moches”, junto con Villarreal.

Como diputado federal, Raúl Paz fue denunciado ante la Comisión Nacional Anticorrupción del PAN por un presumible manejo irregular de fondos del Ramo 23.

Separado de Cecilia Patrón, Paz se involucró con la cantante y actriz Ninel Conde, quien después lo acusaría de haberle sido infiel.

En plena pandemia, el legislador apareció a bordo de un yate en aguas del Caribe acompañado por la actriz y conductora Claudia Lizaldi.

Después de que se dio a conocer su salida de la bancada panista, Raúl Paz se apresuró a borrar el video en el que manifestaba su rechazo a la iniciativa priista que busca ampliar la presencia del Ejército en las calles.

Ceden priistas en el Senado

Conforme caía la noche en el Senado de la República, la iniciativa que impulsó el PRI para ampliar la presencia del Ejército en las calles hasta 2028 iba cobrando fuerza.

Simultáneamente, el optimismo que a principios de semana se respiraba en los grupos parlamentarios de Oposición perdía fuelle.

En medio de la incertidumbre que se respiraba, se fortalecían las versiones que sugerían que entre cuatro y cinco senadores del PRI –de un total de 13– finalmente darían su brazo a torcer y respaldarían la iniciativa de sus correligionarios en San Lázaro.

La coahuilense Verónica Martínez habría atendido la recomendación de su Gobernador Miguel Riquelme y había decidido votar en favor. Amigo de Alejandro Moreno, el guerrerense Manuel Añorve era señalado como uno más entre los priistas que se pondrían del lado de Morena.

Del jerarca obrero Carlos Aceves del Olmo, el mismo que hace unos días fue visitado por el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, se especulaba con que, a la mera hora, se ausentará del recinto parlamentario.

El sinaloense Mario Zamora, allegado también a Moreno, se mantenía en la indefinición, aunque muchos daban por un hecho que aportaría su voto para respaldar la causa que sus correligionarios empujaron en San Lázaro.

La sonorense Sylvana Beltrones había dado “color” con el voto en abstención de la víspera en comisiones.

“Si me pones en la tesitura de cómo veo las cosas, pues estoy en alarma. Las cosas han cambiado… y más si hay ausencias”, observó un legislador consultado.

La intempestiva salida del yucateco Raúl Paz de la bancada blanquiazul ensombreció más el panorama. Por la tarde, el líder nacional de Morena, Mario Delgado, le daba la bienvenida al panista.

“Qué lastima que hoy los yucatecos se enteren de que un senador, lastimosamente, se dobló ante las presiones y ante el poder que lastimosamente ejerce un poder corruptor como el de Morena ante la militarización de este País”, deploró desde su escaño la panista Kenia López.

Con el brinco de Paz a sus filas, Morena sumaba 61 escaños. Acción Nacional se quedaba en 20. Rementería dijo, en todo caso, que no creía que las cosas se descompusieran como para pensar que la iniciativa tricolor pudiera prosperar en el pleno.

Abierto a cambios

El senador morenista Ricardo Monreal abrió la posibilidad de introducir cambios a ordenamientos paralelos en un intento de conseguir votos para empujar la reforma tricolor.

“Hemos revisado muchas redacciones y propuestas pero aún no hemos concluido”, dijo el coordinador de la bancada de Morena. “Todos los que hacen conjeturas, no podrán saber los números exactos hasta en tanto no se vote”, zanjó.

“Se supone que todavía no les dan los votos, pero cada minuto que pasa cada vez están más cerca”, resumió un legislador. “Yo no metería las manos al fuego por nada. Lo que yo veo es que han de estar tratando de negociar una salida digna para decir que sí”.

Te puede interesar: La perrita Tokio: nueva heroína