Reclaman un futuro sin silencio en CDMX

379
Reclaman un futuro sin silencio en CDMX
  • La maternidad será deseada o no será”: esa era la consigna que Valeria, de 23 años, portó en su vientre de siete meses.
DANA ESTRADA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- “La maternidad será deseada o no será”: esa era la consigna que Valeria, de 23 años, portó en su vientre de siete meses durante la marcha por la Acción Global por el Aborto Libre y Seguro.

Para la joven era necesario manifestarse, pues reconoció que fue afortunada por poder decidir sobre su maternidad, pero sabe que otras mujeres no contaron con esa opción.

Antes de decidir ser madre, Valeria participó en una colectiva de acompañamiento del aborto. Ahí conoció muchas historias que le mostraron que una interrupción del embarazo es un tema del que no se habla y por el que se siente culpa.

“El aborto debería ser un derecho y no una oportunidad. Estoy aquí porque me gustaría que las mujeres que están a mi alrededor puedan decir abiertamente qué quieren sin ser juzgadas. Todas las mujeres, con o sin hijos, deberíamos estar conscientes de la oportunidad de vida que significa un aborto”, explicó la estudiante de Derecho en la UAM.

Los pañuelos verdes tomaron Paseo de la Reforma, Avenida Juárez, Calle 5 de mayo y, finalmente, el Zócalo: mil 500 mujeres, quienes portaban pancartas en las que se leían mensajes como “gritos por un futuro sin silencio” y “mi útero, mi decisión”.

Brenda Cuevas vivió un aborto espontáneo recientemente. En ese momento ella no sabía que estaba embarazada: la hemorragia y los dolores que tuvo en ese momento todavía no han abandonado su memoria, contó.

Ella salió con un contingente desde el Monumento a la Revolución. Decidió acudir para exigir un sistema de salud de calidad para las mujeres.

“Estoy en esta marcha para representarme a mí y a las mujeres que han pasado una historia similar a la mía. Un aborto seguro y un esquema de salud de calidad y accesible podría cambiarnos la vida. Yo no estaba lista para ser madre pero tampoco estaba preparada o con información de que esto pasa, y, cuando yo lo viví, sentí culpa y tuve que guardar silencio, y el silencio enferma”, relató Brenda.

Lucía Santana, vocera de Marea Verde, cuestionó que el aborto siga siendo una práctica cruzada por el estigma y el tabú.

“Tengo muchas amigas que han abortado, muchas de ellas con miedo y falta de información, por eso es importante que se pueda acceder a este derecho de manera segura y condiciones dignas”, reclamó.

Te puede interesar: Suman 440 palmeras muertas por plaga en cuatro alcaldías

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.