Evaluación ‘regular’ para Fiscalía Anticorrupción

325
Evaluación ‘regular’ para Fiscalía Anticorrupción
  • Quintana Roo presentó en general resultados regulares, a consideración de los estándares y puntos necesarios que considera el Imco.
IGNACIO CALVA

CANCÚN, Q. ROO.- La Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo resaltó por la creación de protocolos para llevar a cabo los actos de investigación de entregas vigiladas y operaciones encubiertas en casos de corrupción, así como el aumento en el número de peritos entre 2020 y 2022, pero fue mal evaluada por el bajo número de investigaciones judicializadas.

Así lo dio a conocer el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en su estudio de las Fiscalías Estatales Anticorrupción en 2022, donde Quintana Roo presentó en general resultados regulares, a consideración de los estándares y puntos necesarios que considera el Imco necesarios para que las Fiscalías funcionen correctamente y logren los resultados esperados.

En este sentido, se reveló que en 2022 con base en solicitudes de información la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo inició un total de 512 investigaciones, de las cuales tan sólo el 12 por ciento —63 de ellas— fueron judicializadas, lo que la coloca como el sexto lugar a nivel nacional en este rubro.

De estas 63 investigaciones judicializadas, 28 fueron vinculadas a proceso —el 44 por ciento del total—, y sólo 3 de las investigaciones judicializadas lograron llegar a una sentencia condenatoria —el 5% del total—; de las sentencias condenatorias, a dos se llegó por juicio y una por procedimiento abreviado.

Lo anterior marca una baja importante con respecto a los números de 2019, cuando la Fiscalía Anticorrupción quintanarroense reportó haber iniciado mil 516 investigaciones, de las cuales se iniciaron 63, se vincularon a proceso 49 y se obtuvo sentencia condenatoria para 9 de ellas.

El Imco destacó algunos puntos con respecto a la Fiscalía de Quintana Roo, como los protocolos antes mencionados para la investigación de entregas vigiladas y operaciones encubiertas, siendo el único estado que cuenta con ambos, un buen avance en materia de los distintos protocolos que se consideran necesarios, lo que la coloca en el rango satisfactorio del estudio.

De igual forma, se avanzó en la asignación de presupuesto para la Fiscalía, que este año superó al que se había asignado en 2019, pasando de 48 millones 371 mil 543 pesos a 49 millones 060 mil 974 pesos en 2022.

Aun así, recordaron que la situación de Quintana Roo es única, pues no cuenta todavía con una independencia presupuestal completa, aunque sí tiene una autorización de su presupuesto por el Congreso que es independiente del autorizado a la Fiscalía General del Estado, que es un paso hacia adelante, pero se debe seguir el trabajo para una independencia total.

En materia de capital humano, Quintana Roo añadió este año un nuevo perito de la Fiscalía Anticorrupción, un avance que el Imco destacó, ya que ayudó a disminuir la carga de trabajo, quedando con 34 investigaciones promedio por Ministerio Público, 37 por policía y 177 por perito, lo que consideran como un buen indicio al no sobrecargar a su personal con más investigaciones de las que puede llevar a cabo en forma razonable.

En su análisis cualitativo, que se basó en entrevistas con personal de la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo, Imco destacó la visión proactiva del personal, al observar que, en uno de los casos, el encargado de la investigación la inició con base en notas periodísticas, que le permitieron hacer una mejor planeación de sus estrategias de investigación, algo que sucede por segunda ocasión en un estudio de la Fiscalía quintanarroense.

De igual forma se destacó la atención a las líneas de denuncia anónima, pues los agentes realizan guardias en la línea, lo que les ha permitido actuar en forma inmediata ante una denuncia, identificar el delito en flagrancia y lograr las detenciones relacionadas al mismo.

Otro punto a favor ha sido el impulso que la fiscal ha hecho en materia de capacitación y profesionalización de fiscales anticorrupción, así como la estrategia de reparación del daño, sin que esto implique que en los casos necesarios se sigan buscando los castigos ejemplares.

Finalmente, el Imco destacó que aún existen puntos donde debe seguirse trabajando, particularmente en la formulación de planes de inteligencia para descubrir y desmantelar redes de corrupción, pues en todos los casos analizados, si bien se llegó a dar con las personas responsables, no llegó a darse con las redes de fondo.

Te puede interesar: Exhorta Congreso a participar en Censo Agropecuario

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.