NIDO DE VÍBORAS

1358
NIDO PRIMER ENFRENTAMIENTO

Por KUKULKÁN

APENAS lleva una semana en el poder y la alcaldesa de Cancún, Ana Patricia Peralta ya se echó el primer pleito con su secretaria Municipal de Desarrollo Social y Económico, Maricruz Carrillo Orozco quien denuncia públicamente a través de un video difundido en redes sociales que fue presionada por la edil y algunos regidores para que firmara su ‘renuncia voluntaria’, bajo la amenaza que de no hacerlo tendría problemas legales y sería desprestigiada mediáticamente. Según la denunciante, el motivo de esta persecución es por el evento que realizó el fin de semana pasado con motivo de su primer informe de actividades, lo que se interpretó como un acto adelantado de campaña.

PALABRAS más, palabras menos, Carrillo Orozco relata que la noche del 4 de octubre fue citada en la oficina de la presidenta municipal Ana Paty y que al llegar le prohibieron entrar acompañada y portando celular. Ya en la oficina la esperaban el secretario general Jorge Aguilar Osorio y el Jurídico del Ayuntamiento y fueron directo al asunto tratando de persuadirla con amenazas veladas, recordándole su trayectoria de maestra y de lucha social, para convencerla de que firmara su renuncia. ‘Fue muy constante el mensaje de que lo hiciera de manera voluntaria, que ellos sabían mi trayectoria de lucha y que lo que querían evitarme era manchar mi imagen, que se ensuciara mi imagen, que yo tuviera paz y evitara estar en los juzgados, entre juicios y que me viera envuelta en demandas’, denunció.

Y CUENTA: ‘Esto se suscita porque el sábado rendí mi informe de gestión de un año en la colonia Avante, quiero hacer mención que esto es parte de mis responsabilidades y que envié invitación correspondiente a la presidenta municipal y a los regidores, que obviamente no llegaron, esto siendo congruente con lo que anunciamos en nuestra administración que somos un gobierno transparente y que busca estar cercano con la gente, pero bueno al parecer lo consideraron un delito más que otra cosa’.

DE REGRESO a la reunión con la alcaldesa, la denunciante se negó a firmar la renuncia y le pidieron que lo pensara bien, que cuidara a su familia, a lo que ella respondió que los ataques ya estaban viniendo y que sabía de dónde venían, que incluso al día siguiente algunos medios de información la comenzaron a atacar asegurando que estaba haciendo propaganda de su imagen con recursos públicos. Carrillo Orozco no se anduvo por las ramas y remató: ‘Quiero hacer responsables directos de esto a la presidenta Ana Patricia Peralta y a los regidores Lourdes Cardona y Pablo Gutiérrez, y al Jurídico de la presidenta municipal del Ayuntamiento de Benito Juárez Cancún’.

NO SE TRATA de un asunto menor, lo que describió la funcionaria del gabinete municipal parece una escena de la mafia siciliana, que no es nada nuevo en la política mexicana donde la realidad supera la ficción, lo preocupante es que las nuevas generaciones de políticos del Gobierno de la Cuarta Transformación, piensen, se comporten y actúen de esa manera cuando existen las leyes para aplicarlas en caso de que la denunciante haya cometido algún fallo. Los cancunenses votaron por un cambio de fondo para no repetir las mismas prácticas ni los vicios del pasado.

LO QUE SE interpreta en pasillos y escalinatas del Ayuntamiento, es que el pleito es parte del ajuste de cuentas entre morenistas y verde ecologistas en su lucha por acaparar el mayor número de cargos públicos. En vez de estarse peleando, se necesita que se pongan a trabajar, a resolver los principales problemas de la gente, la inseguridad que está cada vez peor, los asesinatos están a la orden del día, a cualquier hora, y nuestras autoridades, insensibles, andan perdiendo el tiempo en infiernitos partidarios.

LA ALCALDESA Ana Paty no puede guardar silencio ante una acusación tan directa hacia su persona, que viene de una funcionaria de su gabinete no de especulaciones en redes sociales, porque estaría admitiendo que es real todo lo dicho por Carrillo Orozco y comenzaría a acumular piedritas a sus aspiraciones de reelegirse como presidenta municipal en las elecciones de 2024, o sea en año y medio ya.