Refutan Tren Maya desde las cavernas

1019
Refutan Tren Maya desde las cavernas
  • Vuelven a la carga los ambientalistas opositores a la obra. Realizan recorrido por el Tramo 5 Sur en otro intento de evidenciar daños.

MARCO ANTONIO BARRERA

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- Luego de las resoluciones de un par de amparos que en un principio frenaron, pero después avalaron la construcción del Tramo 5 Sur del Tren Maya de Playa del Carmen a Tulum, grupos ambientalistas llevaron su defensa de la biodiversidad a ras de piso acompañados por la activista Ofelia Medina.

Al exponer inconsistencias del discurso oficial, insistieron en el cuidado del ecosistema, las cuevas, cenotes, cavernas y los acuíferos mediante una caminata por el área de selva deforestada, terraplenes y maquinaria que avanza a toda prisa para terminar a tiempo el mayor proyecto de infraestructura del gobierno de la Cuarta Transformación.

En este nuevo capítulo de quienes han convocado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que vea de cerca las afectaciones del proyecto turístico en Quintana Roo, la también actriz de 72 años de edad se adentró en la selva para recorrer a pie una sección de casi 7 kilómetros de obras (ida y vuelta).

En el trayecto, Ofelia Medina miró, preguntó, tomó fotografías y video y se dio tiempo para platicar con los trabajadores de las obras. En su andar halló de todo, desde los empleados que la reconocieron y la trataron con amabilidad, otros que la escucharon y guardaron silencio, pero también los que defendieron al Tren Maya y al presidente de la República.

La defensora de los derechos humanos de indígenas caminó por momentos sobre el terreno aplanado y sorteó también a los más atrevidos que desde el volante de un volquete le acercaron sus máquinas en movimiento y le descargaron el humo del diésel quemado, pero en todas las situaciones siempre mostró entereza.

En el recorrido de una parte del Tramo 5 Sur no encontró ningún contenedor de basura, y observó la presencia de desechos en terrenos por rellenar, de los que asomaban llantas, sillas y contenedores vacíos a medio enterrar, desechos de unicel, latas y envases de refrescos.

Se detuvo a tomar imágenes, como los restos de par de tarántulas y una langosta atropellados, pero igualmente a descansar por la humedad del ambiente, donde aprovechó para beber agua y proseguir su marcha.

Más adelante se puso un casco con iluminación y bajó a lo más profundo de las cuevas “Yorogana” y “Dama Blanca”, donde miró de cerca las estalactitas, las raíces que atraviesan la roca caliza y los cuerpos de agua sumergidos.

A una tercera cueva que permanece virgen ya no pudo entrar ni pudo constatar el desmonte que yacía en su interior, pues se limitó a mirar por las oquedades desde la superficie. A esa fue imposible descender por el riesgo que representó el acceso, aunque los que se atrevieron a bajar sufrieron mordeduras de hormigas.

N REFUTAN TREN gráfico-thumbnail

Ante el panorama que encontró se le preguntó: ¿Qué le parece lo que ve?, cuya respuesta fue corta: “Muy doloroso. Creer que esto es progreso, es una equivocación muy grande”.

La noche anterior a la caminata, en una rueda de prensa, Ofelia Medina dijo que respetaba y admiraba el valor de los defensores de la selva. “Porque hemos sido atacados, de una u otra manera, pero siempre vil y canallamente”, como en su momento enfrentó por simpatizar con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional,

La actriz es originaria de Mérida y dijo que conoce bien la región quintanarroense desde que era niña, pero en la caminata por el Tramo 5 Sur sería la primera vez que “estaré frente a los estragos del Tren”, cuya obra insistió como “un absurdo, un sinsentido, sin sustento, dolorosamente absurda”.

En su intervención previa al recorrido fustigó que el proyecto ferroviario desconozca la cantidad de empleos que generará ni que pueda detonar algún desarrollo en una zona en que la infraestructura “está rebasada y ya no puede con más turismo”, pero dudó que los trabajos se vayan a concluir.

Ofelia Medina fue la primera de diferentes celebridades del activismo que cada sábado del primer mes serán convocadas como parte de la iniciativa #VamosACaminarElTramo5 promovida por José Urbina (buzo de cuevas), Roberto Rojo (biólogo), Cristina Nolasco, Laura Artemisa Patiño y Édgar Gómez (activistas), Patricia Godínez (abogada) y las organizaciones “Selvame del Tren”, “La Selva Salva”, “SOS Cenotes” “Cenotes Urbanos”, “Mocce”, Votox”, “El Clima”, “Luchando por la Selva” y “Selva Maya SOS”.

En esta primera jornada acudieron también Bryan Arizmendi y Alfredo Díaz del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil en Calakmul, Campeche; Russel Pera, representante de la Asamblea Múuch´Xíinbal de Ticul, Yucatán; y el fundador de “Espacio Progresista” en la Ciudad de México, Aurelien Gilabert.

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.