Reforman Ley en NL para reclamar cobros a AyD

260
Reforman Ley en NL para reclamar cobros a AyD
  • El Congreso local aprobó ayer una reforma a la Ley de Agua Potable y Saneamiento en Nuevo León.
VICTORIA FÉLIX / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- El Congreso local aprobó ayer una reforma a la Ley de Agua Potable y Saneamiento para establecer un procedimiento para que los ciudadanos puedan reclamar cobros injustificados en la tarifa del servicio.

El cambio en la legislación era necesario luego de que durante la sequía se presentaran casos ocasionados por malas lecturas, tuberías rotas o fallas en el suministro, explicó Raúl Lozano,  Diputado del PVEM que presentó la iniciativa.

“Se integra a la Ley de Agua Potable un capítulo para que los ciudadanos se puedan defender y exigir sus derechos ante Agua y Drenaje de Monterrey”, explicó.

“Actualmente si tu tenías algún cobro excesivo, algún cobro irregular o alguna mala lectura ibas a la buena voluntad del servidor público que te tocara en Agua y Drenaje para que te contestara si era correcto o no correcto tu cobro y hoy (ayer) acabamos de establecer ya por ley que después del vencimiento del pago el ciudadano tendrá 10 días hábiles para presentar dicha inconformidad”, apuntó.

El Diputado explicó que en caso de que AyD no conteste el reclamo, éste se dará por válido y deberán hacer los ajustes en el recibo a favor del usuario.

En caso de que responda que la queja no procede, la paraestatal deberá justificar por qué.

El Congreso aprobó por unanimidad las reformas a la Ley de Agua Potable y Saneamiento para adicionar el artículo 46 Bis y el Capítulo XI, que entrará en vigor una vez publicado en el Periódico Oficial del Estado.

Avalan a García refinanciamiento

La Comisión Quinta de Hacienda y Desarrollo Municipal aprobó la solicitud del Municipio de García de refinanciamiento por 86 millones de pesos bajo el programa de línea de crédito global municipal y con el respaldo financiero del Estado.

Te puede interesar: Pagará fundación el viaje.- Colosio

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.