Consume la 4T fondo para males costosos

292
Consume la 4T fondo para males costosos

Ver entrada

  • De contar con más de 110 mil millones de pesos en 2018, actualmente el Fondo de Salud para el Bienestar apenas tiene casi 46 mil millones.
NATALIA VITELA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- De contar con más de 110 mil millones de pesos en 2018, actualmente el Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi), antes Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, apenas tiene casi 46 mil millones, advirtieron expertas.

Además, la actual administración federal impuso un candado al Fonsabi, con el cual éste sólo puede disponer de 32 mil millones de pesos anuales para cubrir males de alto costo, y el excedente puede emplearse para otros fines de salud, como la implementación del IMSS Bienestar.

“El remanente del fondo lo van a tomar para transferirlo a lo que sea que vaya a funcionar ahora como IMSS Bienestar.

“Durante los primeros seis meses del siguiente año está estipulado en la Ley de Ingresos que se presentó el 8 de septiembre que tendrían que tomar el remanente”, aseguró Judith Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La experta alertó que lo mismo sucedió con la fundación del Insabi, es decir, se emplearon recursos del Fonsabi para la creación de este Instituto y se dejaron de atender males catastróficos.

Janet Oropeza, investigadora del programa de Rendición de Cuentas de Fundar, dijo que, con la actual administración, el monto del Fonsabi se cayó totalmente.

“Es un fondo que se pensaba a largo plazo para financiar enfermedades de alto costo; entonces solamente eso le queda al Fondo (casi 46 mil millones de pesos).

“Y todavía en la Ley de Ingresos la Federación de este año se dice que el excedente (será usado por el gobierno), pero qué excedente si ya no hay”, lamentó.

Agencia Reforma publicó que el presupuesto público para atender a familias con males que causan gastos catastróficos cayó en más de 50 por ciento durante la actual administración.

Mientras de 2016 a 2018 el gasto para ese rubro mediante el extinto Seguro Popular ascendió a más 30 mil millones de pesos, de 2019 a 2021 la inversión a través del Insabi fue de 14 mil 957 millones, alertó Oropeza.

El gasto más bajo erogado por el Fonsabi ha sido en 2021, con sólo 2 mil 831 millones de pesos, advirtió Oropeza.

Por casos atendidos, los cuales incluyen diferentes tipos de cáncer, sida, hemofilia, entre otros, la disminución fue de casi 59 por ciento en el mismo periodo.

Conforme datos obtenidos vía la Ley de Transparencia, entre 2016 y 2018, los casos financiados sumaron 277 mil 887, mientras que de 2019 a 2021, fueron 114 mil 312.

Oropeza indicó que 32 mil millones de pesos anuales para cubrir males de alto costo es una cantidad muy baja respecto a las necesidades de atención de estas enfermedades; y ello también dificulta ampliar la cobertura de éstos a más de 66 padecimientos,

El Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos fue creado principalmente para atender las enfermedades catastróficas de personas sin seguridad social, por lo que los fines de este fondo se han desviado, advirtió.

La experta consideró que la principal problemática es que no hay transparencia sobre el manejo de este fondo y el uso de los recursos.

“No es malo que se diga que se va a gastar en salud, el problema es no saber en qué específicamente se está gastando y por cuántos montos. Tiene que haber mucha mayor transparencia”, señaló.

Te puede interesar: Registra economía avance en Quintana Roo

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.