NIDO DE VÍBORAS

1553
NIDO ANA PATY

Por KUKULKÁN

QUIEN parece sufrir pánico de gobernar es la presidenta municipal de Benito Juárez, Quintana Roo, Ana Patricia Peralta de la Peña, una joven que a la edad de 21 años comenzó sus primeros pininos en la política incorporándose en 2011 a las filas del Partido Verde Ecologista Mexicano y a partir de ahí escaló repentinamente posiciones al interior del instituto político así como cargos de elección popular, prácticamente regalados porque a pesar de haber sido regidora, diputada local, diputada federal y ahora alcaldesa del Ayuntamiento de Benito Juárez, se ha medido electoralmente sólo una vez y fue en las elecciones de 2016 que le dieron la curul estatal por el V Distrito, con 13 mil 967 votos (apenas el 20 por ciento de la lista nominal de electores).

A UN MES de haber asumido el cargo por la vía de la suplencia de la ahora gobernadora Mara Lezama Espinosa, la alcaldesa ha rehuido a la prensa por temor a incurrir en equivocaciones y por el evidente desconocimiento que tiene sobre los temas de gobierno, no le encuentra pies ni cabeza a la administración pública y la curva de aprendizaje será prolongada. Además, le dejaron un ayuntamiento desarticulado cuyos integrantes no le deben el cargo a ella sino a su antecesora y ha tenido que batallar para que la tomen en cuenta y la respeten como máxima autoridad municipal.

AÚN ASÍ ella se sueña candidata para reelegirse en 2024, y si eso fuera posible debe acelerar el paso para demostrar en un año, con acciones y hechos contundentes, que hay motivos suficientes para que los cancunenses la apoyen y salgan a votar a su favor. Para empezar, no es conocida con el grueso de la sociedad y una campaña de posicionamiento a estas alturas se ve cuesta arriba. Claro, en política existen los milagros y la carta fuerte con que cuenta Ana Paty es el líder moral del Partido Verde, Jorge Emilio González Martínez (El Niño Verde), a quien el presidente Andrés Manuel López Obrador le entregó el gobierno del estado a cambio de las negociaciones legislativas en el Congreso de la Unión favorables al gobierno de la Cuarta Transformación.

CADA ocasión que reporteros de la fuente le preguntan algo, ella se limita a responder ‘estamos trabajando en el tema’ cuando la realidad es que lo desconoce y el equipo de personal con que cuenta no es de su entera confianza. En los pasillos se cuenta que varias dependencias municipales son operadas desde la capital Chetumal, a 386 kilómetros de distancia de Cancún, y que la alcaldesa se la pasa reclamando lealtad a los funcionarios de su gabinete, pero pareciera que no existe. El brazo fuerte de la presidenta es su secretario general, Jorge Aguilar Osorio, quien ocupó el mismo puesto con Mara Lezama y le ayudó en la coordinación de su campaña política para la gubernatura.

PARA Ana Paty se vino una responsabilidad enorme pues ahora tiene que preocuparse por el pago de la nómina quincenal de los trabajadores, los compromisos financieros del pago de deuda bancaria, así como a proveedores. Eso hacia adentro de la estructura gubernamental, pero hacia afuera las demandas sociales son por la inseguridad que se ha vuelto común en que todos los días aparece un ejecutado. De eso no ha querido hablar nuestra flamante presidenta municipal y ni siquiera en su agenda de eventos se ha contemplado salir a informar al pueblo su plan de gobierno, algo que nos dé una luz hacia dónde vamos el próximo año, de que en realidad se trata de un cambio y no más de lo mismo.

ELLA ha preferido llevársela por los eventos de discursos rimbombantes, pero sin contenido, de inauguraciones y corte de listones, así como del altruismo. La semana pasada, por ejemplo, se colgó de un evento programado por la gobernadora Mara Lezama para la entrega de 224 auxiliares auditivos a 112 personas con discapacidad, de los municipios de Benito Juárez, Felipe Carrillo Puerto y Lázaro Cárdenas. La alcaldesa fue invitada y aprovechó el foro para darse baños de pueblo: ‘Estas acciones cambian vidas y nos ayudan a elevar la calidad de vida no solamente a una persona sino a toda la familia. Sigamos construyendo una sociedad donde nadie se quede atrás y llevando la transformación de nuestro municipio a nuestro estado’. Pura demagogia.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.