NIDO DE VÍBORAS

1033
NIDO CONFLICTO ACACIO

Por KUKULKÁN

MAL Y DE MALAS la está pasando la abogada Aracely Andrade Tolama por jalarle los bigotes al tigre, en su intento por conquistar un cargo público ya sea en la procuración o en la administración de justicia estatal. De denunciante de supuestos actos de corrupción en contra de la magistrada Verónica Acacio Trujillo, la litigante se convirtió en denunciada por los delitos de discriminación, violencia a la intimidad y violencia de género; recientemente le fueron dictadas medidas de restricción para mantenerse a la distancia de la funcionaria judicial durante los próximos 60 días.

APOYADA en organizaciones feministas, desde hace unos meses la abogada emprendió una campaña mediática para denostar a la magistrada acusándola de tráfico de influencias e instruir a un juez para favorecer en un juicio de divorcio a un empresario acusado de violencia. Aracely Andrade fue la abogada de la esposa supuestamente agredida, pero no pudo probar sus acusaciones y perdió el caso en los tribunales, lo que implicó que al padre le fuera otorgada la custodia de sus dos hijos, con restricciones para la madre al demostrarse que llevaba una doble vida y se dedicaba a la pornografía a través del internet. Cuando se supo descubierta por su marido, se declaró como víctima de agresión y recurrió a los servicios de la litigante.

PARA hacer grande el lío, Aracely Andrade dedujo a través de un audio de Whatsapp, invalidado por la autoridad judicial, que Verónica Acacio lanzó una advertencia de que se metería a defender a su amigo el empresario si pretendían quitarle a sus hijos. Pero la abogada fue más allá, solicitó ante el Congreso un juicio político en contra de la magistrada y realizó una rueda de prensa para exhibir documentos sobre sus propiedades, bienes muebles e inmuebles, con todos los generales y lo único que provocó es que un grupo de feministas encendidas acudiera a su domicilio para rayonear su camioneta, poniendo en riesgo su integridad.

AHORA que le han sido impuestas restricciones, Aracely Andrade se declara víctima de una venganza por denunciar a la magistrada. Pero cuando perdió ante los tribunales, no le dieron la razón en sus denuncias, fue la propia abogada quien llevó a litigar su asunto a los medios de comunicación. Tampoco el Congreso del estado se prestó a hacerle el caldo gordo para iniciar un juicio político en contra de Verónica Acacio, no sólo fue desechada la solicitud, sino también ella fue confirmada en su encargo en el Consejo de la Judicatura del estado por otro periodo de seis años.

DETRÁS de la estrategia mediática, la abogada busca los reflectores para promoverse como posible candidata a ocupar la Fiscalía General del Estado ahora que Óscar Montes de Oca deje su cargo dentro de un año. Hace seis años Aracely Andrade intentó llegar a la Fiscalía pero no tuvo éxito. Ahora cree que tiene más posibilidades por el impulso que le está dando su amigo el diputado Hugo Alday Nieto, quien públicamente ha salido a criticar la ineptitud del titular de la Fiscalía y los pobres resultados obtenidos en materia de procuración de justicia, duros cuestionamientos que no encontraron eco en sus compañeros legisladores cuando el fiscal asistió recientemente al salón de sesiones para comparecer. Por el contrario, todo fue aplausos.

LO REPROBABLE en este conflicto es que en tiempos del florecimiento de la ginecocracia en Quintana Roo, una mujer pretenda destruir a otra mujer tan sólo por aspirar a un cargo público, al precio que sea ¿No hubiera sido mejor que la abogada buscara el apoyo de las mujeres para conseguir su propósito, incluido el de la magistrada, en vez de llegar a enfrentamientos estériles? Es pregunta sin carga machista.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.