NIDO DE VÍBORAS

1260
NIDO VIEJO GOBIERNO Q. ROO

Por KUKULKÁN

EL VIEJO gobierno no termina de morir y el nuevo no termina de nacer. Aunque cuentan hasta con 90 días para concluir la entrega administrativa de las diferentes dependencias y organismos del gobierno del estado de Quintana Roo, la situación se complica ya que a un mes del cambio sólo algunas han recibido el visto bueno de las autoridades entrantes. En otras, abundan las irregularidades y comienzan a asomar los desperfectos, que en algunos casos podrían derivar en juicios de responsabilidades administrativas y penales, si se demuestra que se actuó con premeditación y dolo.

Y COMO nadie del nuevo gobierno quiere asumir responsabilidades ajenas, además de traer la instrucción de la gobernadora Mara Lezama Espinosa de ser implacables contra la corrupción, los quintanarroenses comenzarán a ver a principios de 2023 a los primeros ex funcionarios ajusticiados por aprovecharse del poder y saquear los recursos públicos. Faltan menos de 60 días para que se cumpla el plazo de entrega recepción de forma satisfactoria, y en algunos organismos no se ve cómo vayan a solventar las irregularidades que han ido asomando en la supervisión presencial.

AUNQUE la leyenda urbana de Chetumal ya lo catalogaba como la ‘Cueva de Alí Baba y sus 40 ladrones’, desde la pasada administración en que fue dirigido por Abraham Rodríguez Herrera, el Instituto de Infraestructura Física Educativa (Ifeqroo) era por lo menos una caja chica del gobierno pasado, pues como lo denuncian profesores, padres de familia y trabajadores de base sobre diversos actos de corrupción que se operaban desde la dirección. Una de las principales fuentes de corrupción, son las famosas certificaciones que deben cumplir las escuelas privadas y públicas.

EL TRÁMITE oficial se otorga a todas aquellas instalaciones escolares que cuenten con toda una serie de infraestructura para el adecuado desarrollo de los alumnos, pero cuando aparecen desperfectos que ponen en riesgo su integridad, el Ifeqroo se los debe hacer saber por escrito y darles un plazo para enmendarlos. Esa es la teoría porque en la práctica lo que se puso de moda fue pedir moches a los infractores para no ser sancionados y esos recursos se manejaban de forma discrecional por toda una red de colaboradores de Rodríguez Herrera.

COMO anillo al dedo’ les calló la pandemia a los funcionarios del Ifeqroo, ya que durante casi dos años se dejó de invertir en mantenimientos a las escuelas tanto públicas como privadas y cuando se reactivaron las clases presenciales, empezaron a hacer su agosto con las supervisiones por el evidente abandono en que estuvieron las instalaciones. Otra puerta de corrupción son los concursos de licitaciones para obra pública, particularmente relacionados con escuelas públicas de los niveles básico y media superior. Los primeros reportes que ha recibido directamente el nuevo director José Rafael Lara Díaz son de obras fantasma o inconclusas a pesar de que fluyeron los recursos, así como preferencias a proveedores privilegiados con asignación de obras hasta por cien millones de pesos.

TODOS los detalles sobre este esquema de corrupción los tienen los colaboradores del anterior director, quienes continúan vigentes en sus cargos y tienen la responsabilidad de entregar toda la información requerida por el nuevo director y su equipo. Los que necesitan conservar su trabajo, ya comenzaron a revelar la forma de operar de Rodríguez Herrera y algunos familiares que se encargaron de garantizar el negocio redondo. Quizá por eso el día que entregó el cargo y que le leyeran sus derechos, así como la restricción de no salir del país durante los 90 días que dura el proceso de entrega recepción, el ex director del Ifeqroo respondió con sorna que sólo iba a viajar a Belice, ‘al fin que allá no hay tratados de extradición’… su deseo se le puede cumplir.

@Nido_DeViboras

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.