Impugnan ejidatarios declaratoria en Cobá

380
Impugnan ejidatarios declaratoria en Cobá
  • Ejidatarios pretenden frenar el procedimiento para instaurar la Zona de Monumentos Arqueológicos en el yacimiento precolombino de Cobá.
MARCO ANTONIO BARRERA

TULUM, Q. ROO.- Ejidatarios pretenden frenar judicialmente el inicio del procedimiento para instaurar la declaratoria de Zona de Monumentos Arqueológicos en el yacimiento precolombino de Cobá.

Con un juicio de amparo contra la Secretaría de Cultura federal, la Asamblea General de Ejidatarios del Ejido Ruinas de Cobá combate legalmente el acuerdo por el cual se dio el inicio de establecer un polígono de protección sobre una superficie patrimonial de 267 hectáreas, 06 áreas y 38.90 centiáreas.

El procedimiento que encabeza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se ha justificado como una medida de protección para preservar el legado del asentamiento maya que existió durante poco más de mil 500 años, pero cuya etapa de esplendor se dio entre los años 300 a 900 de nuestra era.

La impugnación jurídica de los quejosos se debe a que se establece como una medida precautoria la prohibición de realizar cualquier tipo de construcción y/o excavación, o algún acto o actividad en el área señalada. Incluso, en los predios circundantes a la Zona Arqueológica que pueda afectar su conservación.

La Zona Arqueológica de Cobá está enclavada a 41 kilómetros de la ciudad de Tulum y sus construcciones se distinguen por su arquitectura estilo Petén y Costa oriental, y por tener estelas que representan conquistas y ascensiones de gobernantes, entre otros eventos relevantes.

De las características de la antigua metrópoli maya comparable en tamaño e importancia a Chichén Itzá, sobresale una red de caminos o sacbeoob que comunicaban a la ciudad con los grupos arquitectónicos, otros asentamientos arqueológicos e incluso regiones.

La impugnación judicial forma parte del juicio de garantías 30591296 radicado en el Juzgado Octavo de Distrito de Quintana Roo que fue admitido para su estudio el 10 de agosto pasado, del cual se han negado medidas cautelares provisionales y definitivas, pero en el cual se han aportado diversas pruebas periciales como de tipo topográficas.

En el Resumen del Acuerdo por el que se da inicio al procedimiento para la emisión de la Declaratoria como Zona de Monumentos Arqueológicos del área conocida como Cobá, ubicada en el municipio de Tulum, estado de Quintana Roo (publicada en el Diario Oficial de la Federación el 21 de julio pasado), se establece que la protección se basó en información técnica y en el plano que contiene la poligonal de diversos monumentos arqueológicos.

Se enlista en la medida de protección al Grupo Nohoch Mil o A, Grupo Cobá o B, Grupo Macanxoc o C, Grupo D, Conjunto de las Pinturas, Grupo Maya, Grupo Chumuc Mul, Grupo Uitzil Mil y Grupo Domingo Falcón, y las estelas que ahí se encuentran, así como cerca de 50 caminos o sacbeoob registrados al interior de la zona.

En el Sistema de Información Cultural (SIC) México de la Secretaría de Cultura se reconoce que no existe evidencia epigráfica del nombre que tuvo el citado asentamiento en la época prehispánica, aunque por algunas referencias coloniales y etnográficas se ha podido saber que en los años 30 del siglo pasado se sugirió el nombre de Kinchil Cobá, en alusión al dios solar maya y a vocablos que la definirían como “Lugar de agua turbia o picada”, en referencia a los lagos en torno a los cuales fue edificada la ciudad.

Según la misma fuente, la ciudad prehispánica de Cobá tiene una extensión de poco más de 70 kilómetros cuadrados

Los ejidatarios quejosos pertenecientes al Ejido de Ruinas de Cobá obtienen su sustento del turismo, mediante la renta de bicicletas o de “Trici-Taxi” que les permite brindar visitas guiadas para los visitantes nacionales y extranjeros.

El sustento también se genera por ofrecer otros servicios de ecoturismo en los lagos circundantes, como el uso de una tirolesa o la venta de alimentos preparados.

De acuerdo a la estadística de visitantes del INAH, la entidad quintanarroense recibió 100 mil 576 turistas (más de la mitad extranjeros) en una docena de zonas arqueológicas abiertas al público tan solo el mes pasado.

La urbe precolombina de Tulum es la primera más visitada por el turismo en la entidad con 64 mil 501 personas y le siguen San Gervasio (12,740), Chacchoben (11,248), Kohunlich (2,272), Muyil (1,993), El Rey (877), Dzibanché-Kinichná (765) El Meco (680), Oxtankah (576), Xelhá (144), Xcaret (50) y Cobá (sin reportar visitantes).

Un elemento del Ejército ofrecía desde el Campo Militar No. 1 equipo táctico, armas y granadas a un cártel del narcotráfico.